¿Tiene dificultades para conciliar el sueño? Si su respuesta es afirmativa, este método, denominado método militar, requiere de 120 segundos para su realización, pero se dice que los últimos 10 segundos son realmente el tiempo que se necesita para finalmente dormirse.

Este método fue popularizado por Sharon Ackerman y proviene de una rutina creada por la Marina de los Estados Unidos para ayudar a sus pilotos a dormirse en menos de dos minutos.

Según dice, a los pilotos les lleva seis semanas de práctica el perfeccionarlo, pero lo logran, incluso bebiendo café un poco antes de irse a dormir y con ruidos de disparos de fondo, tal como reseña Healthline.

Publicidad

Este método, denominado método militar, requiere de 120 segundos para su realización, pero se dice que los últimos 10 segundos son realmente el tiempo que se necesita para finalmente dormirse. Foto: yanyong

¿Tus zapatos nuevos te lastiman los pies? Con estos trucos podrás estirarlos y disfrutar la comodidad

Los dos métodos que siguen se centran en la respiración y en los músculos y le ayudan a liberar su mente y conciliar el sueño. Si es un principiante, al principio estos métodos pueden tardar hasta dos minutos en funcionar.

Método de respiración 4-7-8

Mezclando los poderes de la meditación y de la visualización, este método de respiración se hace más efectivo con la práctica, aunque si tiene alguna enfermedad respiratoria, como el asma, no es recomendable.

Antes de comenzar, debe colocar la punta de la lengua contra el paladar, detrás de los dos dientes delanteros, y manténgala allí todo el tiempo, apretando los labios si es necesario.

Publicidad

Con estas seis recomendaciones puede aliviar su dolor de cabeza sin necesidad de usar analgésicos

Pasos a seguir para dormirse en un minuto

  • Deje que sus labios se separen ligeramente y haga un sonido silbante al exhalar por la boca.
  • Luego, cierre los labios e inhale silenciosamente por la nariz. Cuente hasta cuatro mentalmente.
  • Después, contenga la respiración durante siete segundos.
  • Luego exhale (con un sonido de silbido) durante ocho segundos.
  • Evite estar demasiado alerta al final de cada ciclo. Intente practicarlo sin pensar.
  • Complete este ciclo durante cuatro respiraciones completas. Deje que su cuerpo se duerma si siente que la relajación llega antes de lo previsto.
Antes de comenzar, debes colocar la punta de la lengua contra el paladar, detrás de los dos dientes delanteros, y mantenla allí todo el tiempo, apretando los labios si es necesario. Foto: fizkes

(I)

Te recomendamos estas noticias