Los trastornos del sueño son problemas relacionados con el dormir. Se trata de un conjunto de alteraciones que se dan en las etapas del sueño impidiendo disfrutar de un descanso apropiado, continuo y renovador, explica el neuropsiquiatra y psicopatólogo clínico Eduardo Santillán.

El especialista explica que el sueño es un proceso fisiológico necesario, durante el cual la persona no está fácilmente en contacto con el entorno, a nivel consciente. Dentro de este concepto destaca, por su importancia, la frase proceso fisiológico necesario.

“Un sueño adecuado desempeña un papel crítico en el desarrollo precoz del cerebro, en el aprendizaje y en la consolidación de la memoria, y, por otro lado, los trastornos del sueño se relacionan en forma directa con problemas conductuales y pobre regulación emocional y escaso aprendizaje, así como alteraciones de los estados de ánimo”, afirma Santillán.

Cómo lograr el sueño profundo: dormir menos y descansar más

El experto indica que existen más de 100 tipos de diferentes trastornos del sueño, los cuales pueden clasificarse en cuatro grandes clases:

Publicidad

  • Problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido
  • Problemas para permanecer despierto
  • Problemas para mantener un horario normal de sueño
  • Comportamientos inusuales durante el sueño

Síntomas que generan los trastornos del sueño

Hay síntomas generales que se producen cuando se padecen trastornos del sueño, explica Santillán. Entre estos encontramos los siguientes:

  • Agotamiento físico
  • Bajo rendimiento
  • Sueño diurno
  • Dificultad para cumplir con las obligaciones profesionales, familiares o sociales

Según el especialista, también existen síntomas concretos que se producen dependiendo del tipo de trastorno del sueño. Los síntomas de los trastornos del sueño más comunes son:

  • Piernas inquietas
  • Sonambulismo: es un estado en el que la persona se levanta y actúa de forma semiconsciente durante el sueño, sin darse cuenta de lo que hace, ni puede recordarlo
  • Terrores nocturnos: son episodios de agitación por pánico que pueden acompañarse con sonambulismo
  • Pesadillas: que son sueños desagradables y aterradores que provocan un brusco despertar, tanto en niños como en adultos
  • Insomnio: es la imposibilidad para conciliar o mantener el sueño adecuadamente según las necesidades físicas de cada persona. Las enfermedades psiquiátricas o las que producen dolor son sus causas más comunes.

Cinco infusiones que te ayudarán a dormir mejor

  • Hipersomnia: las personas que lo padecen sienten mucho sueño durante el día o desean dormir más tiempo de lo normal a la noche. También puede denominarse somnolencia, adormecimiento diurno excesivo o somnolencia prolongada.
  • Narcolepsia: es un trastorno crónico del sueño que se caracteriza por una somnolencia extrema durante el día y ataques repentinos de sueño
  • Ronquido: el ronquido es un sonido ronco producido en la nariz y la garganta durante el sueño.
  • Apnea del sueño: es un trastorno complejo y de mucha importancia en el cual la respiración se interrumpe de forma repetida el tiempo suficiente para perturbar el sueño; dicha interrupción suele provocar un descenso en los niveles de oxígeno y un aumento de los niveles de dióxido de carbono en la sangre.

Los trastornos del sueño pueden producirse por varias causas, como enfermedades físicas o padecimientos psicológicos, por ejemplo, hipertiroidismo, depresión, bullying, mobbing o ansiedad, afirma el experto.

“El tratamiento para los trastornos del sueño depende del tipo de trastorno que padezca el paciente. Se recomienda evitar tomar fármacos que puedan provocar insomnio y evitar consumir cafeína y tabaco. Además, es recomendable acortar el tiempo que se está en la cama a únicamente cuando se va a dormir. Es decir, es importante no ver la televisión, ni leer, ni comer estando en la cama. Establecer y mantener buenos hábitos de vida”.

El número ideal de horas que hay que dormir al día

Santillán agrega que hay que tener en cuenta que ciertos fármacos como los sedantes, antihistamínicos, neurolépticos o antidepresivos pueden agravar los síntomas.

Los trastornos del sueño son problemas que pueden incidir en la aparición de otras patologías, por lo que es importante prestar atención si identificamos que estamos padeciendo alguno. Estas son las principales enfermedades en las que se ha demostrado que los trastornos del sueño son un factor de riesgo:

Publicidad

Cardiovasculares:

Hipertensión

Cardiopatía isquémica

Insuficiencia cardiaca

Fibrilación auricular

Metabólicas:

Síndrome metabólico

Diabetes mellitus tipo 2

Obesidad

Dislipidemia

Neurológicas:

Enfermedad vascular cerebral

Deterioro cognitivo o demencia

Otras:

Síndrome de fatiga crónica. (I)