Llevar un estilo de vida saludable genera diversos beneficios, que incluso puede permitirnos alargar nuestra vida. Pese a que se conocer algunas de las recomendaciones, como ejercitarse o no fumar, no todos las acogen.

La falta de compromiso con un mejor estilo de vida, en muchas ocasiones, puede deberse al desconocimiento de los beneficios que este puede generar.

Un estudio publicado, en el 2018, en la revista Circulation deja más claras las ventajas de llevar unos hábitos diarios más saludables. Este fue elaborado por un grupo de científicos de la Harvard T.H. Chan School of Public Health.

Los aspectos que se tomaron en cuenta fueron: no fumar, hacer deporte, cuidar la alimentación, no pasarse con el alcohol y evitar el sobrepeso. La investigación plantea que respetar estas cinco normas puede conllevar un aumento de la esperanza de vida con respecto a quienes no las siguen, se explica en una publicación de El País.

Publicidad

Consejos de un médico japonés para tener una vida larga y saludable

Según los autores, estas conclusiones se lograron obtener tras observar a lo largo de 34 años los comportamientos más o menos saludables de 123.000 estadounidenses.

El año en el que el estudio se publicó, los últimos datos de la Organización de la Salud mostraban que, pese a a ser el país que más invierte en sanidad en el mundo, Estados Unidos ocupa el puesto 31 en el listado de los que mejor esperanza de vida tienen. “La obesidad en EE UU es mucho más alta que en otros países desarrollados. Las mujeres estadounidenses empezaron a fumar hace décadas, antes que en otros países”, pone como ejemplos Yanping Li, autor del estudio.

Los datos para el estudio

Mientras recaudaban información sobre las más de 120.000 personas involucradas en el estudio, los investigadores de Harvard contaron 42.167 muertes. Al analizar en detalles qué hábitos de vida tenían esas personas, los científicos encontraron importantes diferencias entre quienes llevaban un estilo de vida saludable y quienes no. Los cinco factores clave han sido escogidos de acuerdo con los estudios de las décadas anteriores y gracias a la propia “experiencia de investigación” de los autores, que, en particular, han manejado “durante muchos años” información sobre miles de profesionales de la sanidad, afirma Li.

Cuatro pasos para intentar un estilo de vida fitness en el 2022

La investigadora Esther López García le explica a El País que el dato más destacado de la investigación es el hecho de aplicar el cálculo de los beneficios de un estilo de vida saludable a los datos reales sobre fallecimientos en Estados Unidos. “Sirve para calcular cuántas muertes se pueden atribuir a no seguir ese estilo de vida, que es modificable y no depende de fármacos y tratamientos médicos”, afirma López. Eso se traduce “en cuánto más podría vivir la gente”, agrega la investigadora.

Publicidad

Entre las conclusiones que obtuvo el equipo, liderado por Frank B. Hu, están las siguientes:

  • A los 50 años de edad, una mujer que mantiene un estilo de vida conforme a los cinco factores saludables señalados puede tener una esperanza de vida de 43 años más. Para un hombre de la misma edad sería de 37 años.
  • Para las personas que no respetan ninguna de estas recomendaciones, la esperanza de vida media es de 29 años en el caso de las mujeres y de 25 para los hombres.

López destaca que, según el estudio, no es necesario haber seguido este estilo estrictamente a lo largo de toda la vida. En opinión de la investigadora, “nunca es tarde” para mejorar aspectos como dejar de fumar o seguir una dieta más saludable y, aunque se empiece a los 50 años, se pueden obtener beneficios.

Una alimentación saludable es importante para alargar nuestra vida. Imagen: Pexels

Aunque el trabajo individual es importante, los científicos estadounidenses consideran que las instituciones públicas deben realizar un mayor esfuerzo para fomentar esto. “Recomendamos al sistema de salud de Estados Unidos impulsar la prevención en la población genérica antes que los tratamientos de los pacientes”, afirma Yanping Li.

“El mensaje clave es común para todos: cuánto más saludable es el estilo de vida de una persona, más larga será su esperanza de vida”, agrega Li.

Publicidad

10 consejos alimenticios para mejorar tu salud cardiovascular, según la guía más reciente de la Asociación Estadounidense del Corazón

Al no seguir las recomendaciones antes mencionadas, puede haber consecuencias graves para la salud. Los investigadores señalan una larga lista de efectos negativas por cada uno de ellas, como el riesgo de sufrir cáncer u otras enfermedades por fumar o la diabetes y los problemas cardiovasculares asociados a una alimentación poco saludable.

Otras recomendaciones

El periódico británico Express, citando varios estudios de investigadores estadounidenses, y en concreto uno publicado en los Institutos Nacionales de Salud de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., plantea en un artículo otros consejos que prodrían extender la vida de una persona, estos son:

  • Seguir la dieta mediterránea, rica en frutas, verduras y cereales integrales.
  • Reducir los niveles de estrés y tratar de disfrutar de momentos de alegría y felicidad en la vida.
  • Deshacerse de los malos hábitos: el alcohol y el tabaquismo.
  • Realizar ejercicio, una forma comprobada de mantener el IMC (índice de masa corporal) en un rango saludable y mantenerse sano. (I)