Al vinagre de manzana se le atribuyen varios beneficios que incluso cuentan con el respaldo de la ciencia. Entre ellos están la disminución del peso, niveles de colesterol y de azúcar en la sangre, así como una mejora de los síntomas de la diabetes.

Sus beneficios se han documentado a través de diversas investigaciones que prueban la evidencia del contenido nutricional del producto.

Reduce la glucosa

El vinagre de manzana reduce los niveles de glucosa, por lo que puede resultar útil para los diabéticos. Un estudio de 2007 con once personas que padecían diabetes tipo 2 encontró que tomar dos cucharadas de vinagre de manzana antes de acostarse reduce los niveles de glucosa del 4% al 6% en la mañana.

Ayuda con la pérdida de peso

Un estudio puso a prueba a hombres y mujeres con sobrepeso: durante doce semanas ingirieron 30 mililitros diarios de vinagre de manzana incorporados a la dieta habitual, y los resultados fueron que el peso disminuyó aproximadamente 1 kg durante esas doce semanas.

Suprime el apetito

Un estudio demuestra que esto se debe a su sabor. En el experimento se les ofreció a los voluntarios una bebida a base de vinagre y otra sin vinagre en el desayuno. Los sujetos que tomaron las bebidas de vinagre sintieron un poco de náuseas, por ende, esto disminuyó su apetito.

Otros beneficios del vinagre de manzana

  • Estimulante del sistema inmune gracias a los polifenoles presentes en el producto, que actúan como protectores del estrés oxidativo y de los daños ocasionados por los radicales libres.
  • Facilita la digestión.
  • Cuenta con propiedades antimicrobianas: el vinagre de manzana es excelente para curar heridas a nivel tópico.