Las proteínas están formadas por muchos bloques de construcción, conocidos como aminoácidos. Nuestro cuerpo necesita proteínas en la dieta para suministrar aminoácidos para el crecimiento y mantenimiento de nuestras células y tejidos.

Los aminoácidos se clasifican como esenciales o no esenciales. Como su nombre indica, el cuerpo no puede producir aminoácidos esenciales y, por lo tanto, debe provenir de nuestra dieta.

Las proteínas juegan un papel importante en el objetivo de recuperar y crecer músculo ya que el cuerpo ha de ser asistido en su proceso de recuperación del esfuerzo. Los alimentos ricos en proteína son el mejor aliado de los músculos, por eso aquí te enseñamos algunas fuentes de proteína.

Atún

Publicidad

Este alimento tiene una carga proteica de 30 g de proteína por 100 g. Atún en lata, crudo en sushi o en un poke o a la plancha, es un alimento muy versátil e imprescindible para deportistas.

Pavo

El pavo es una de las proteínas protagonistas en todas preparaciones para cenas de Navidad y Fin de Año, en los hoteles de la ciudad.

La carga proteica del pavo es de 29 g de proteína y 189 calorías por 100 g. Además, es un alimento muy versátil en la cocina, que puedes probar de diferentes formas.

Garbanzos

Los garbanzos tienen una carga proteica de 19 g de proteína por 100 g. Además destaca por sus 17 gramos de fibra por cada 100, y es que los garbanzos son uno de los alimentos con más fibra.

Lentejas

Publicidad

Las lentejas tienen una carga proteica de 25 g de proteína y 116 calorías por 100 g. Prepáralas en la olla con contramuslos de pollo deshuesados si quieres un menú alto en proteínas.

Huevos

Los huevos son un alimento que aporta colágeno. Imagen: Pexels

El huevo es una gran fuente de proteínas.

Yogurt griego

Un yogurt griego tiene 10 g de proteína y 59 calorías por cada 100 gramos. (I)