Cuando anhelamos seguir una dieta sana y equilibrada, los primeros alimentos que vienen a nuestra mente —y en algunos casos, los más recomendados— son las verduras, los alimentos bajos en grasas saturadas y también el consumo de agua.

Al contrario, los snacks, refrescos y frituras en exceso no son aconsejables, si lo que deseamos es perder peso y cuidar de nuestra salud.

Según profesionales de la salud, hay formas de mantener una alimentación saludable y sin restricciones, pero debemos prestar atención a lo que ingerimos, sus porciones y cuánto aportan a nuestro organismo.

Comer de todo es la clave para mantener una dieta rica en nutrientes y ventajas nutricionales. La base de una vida saludable es obtener aliados que necesitamos para prevenir la aparición de enfermedades.

Publicidad

Estos son los alimentos en los que puedes apostar en tu día a día, según expertos:

Arroz

El arroz es energía, siendo el cereal más popular en todo el mundo, principalmente en China. Concede aminoácidos y vitamina B, muy necesarios para el cuerpo humano. Gracias a su elevado valor nutritivo, previene enfermedades como el cáncer y controla la presión arterial. No olvides que forma parte de los carbohidratos, por lo que, si deseas cuidar tu peso, permanece atento a las porciones que te sirves.

Hay lugares en el mundo donde este se come a diario, mientras que en otros sitios es algo esporádico.

Yogur natural

El yogur natural es fuente de calcio, magnesio, proteínas, ácidos grasos y vitamina B. Es perfecto para tomarlo a la hora de la merienda, para suavizar el apetito, siendo un elemento imprescindible en las dietas de adelgazamiento.

Foto: pexels

Acelgas

Las acelgas aportan hierro, calcio, fósforo, potasio y otras vitaminas beneficiosas para el cuerpo. Son buenas para luchar contra la obesidad y la anemia, y muy útiles a la hora de acabar con la gastritis o el estreñimiento.

Salmón

El salmón es rico en ácidos grasos, omega-3 y proteínas. Se trata de un pescado azul que contribuye a mejorar la salud de nuestro corazón y cerebro. Además, tiende a reducir los niveles de colesterol y fortalece los huesos, gracias a la vitamina D.

Asado, horneado, en parrilla, la adaptación de este alimento y sus preparaciones son varias.

Huevos

Los huevos son otros de los alimentos que forman parte de nuestra dieta básica. Son ricos en minerales, vitaminas, aminoácidos y proteínas, y en personas sanas no aumentan el riesgo de padecer problemas cardiovasculares.

Los huevos son considerados alimentos cardioprotectores, aportan vitaminas A, D, E y K, aseguran profesionales en la salud. Foto: Pixabay

Pollo

Aporta muchas vitaminas, hierro y ácido linoleico, siendo un alimento bueno para el cerebro y la piel. Se trata de una carne blanca apta para cualquier edad, que posee un contenido calórico muy bajo; lo ideal es cocinarla a la parrilla o a la plancha para llevar una dieta sana.

Nueces

Las nueces son aminoácidos que producen melatonina y serotonina, hormonas que se encargan de regular los ciclos de sueño. Tienen un sabor dulce y conceden proteínas y vitaminas saludables. (F)

Las nueces son un buen refrigerio entre comidas. Foto: Christin Klose