M. Sc. Martha Belén Ortiz Celi *

¿Sabías que tu comida puede ser el más lento veneno o la forma más segura de ser tu propia medicina? Pues recuerda que no lograrás el éxito en tu salud solo comiendo bajo en calorías, sino a través de la comida real y consciente.

Y es que, en caso de presentar obesidad, la fórmula que no falla para adelgazar es lograr un déficit calórico más comida real; recuerden que nosotros los profesionales de la salud en nutrición brindamos las herramientas, pero solo ustedes lo hacen posible; deben convencerse de la necesidad de cambio.

Hay que reconocer que en la actualidad existe una invasión de productos comestibles que son sustitutos de la comida de verdad y que no es lo que nuestras células esperan a diario.

Publicidad

En el caso de los ultraprocesados, estos no tienen reemplazo, simplemente se eliminan, por ejemplo, alcohol o cigarrillos.

La importancia de cuidar la dieta cuando se tiene acné

Establezca el correcto balance nutricional durante el teletrabajo

Por otra parte, abuso de alimentos ultraprocesados conllevan al sobrepeso y la obesidad, reduciendo también la expectativa de vida entre 4 y 10 años, igual que la práctica del tabaquismo.

La obesidad se asocia a múltiples complicaciones a lo largo de su vida, es una verdadera epidemia asociada a nuestros hábitos de vida y alimentación.

Se sabe que más del 90% de las enfermedades crónicas como la diabetes se podrían evitar con una alimentación consciente, por lo que es hora de empezar a incluir un modelo de ingesta que sirva para nutrirnos sin hacernos daño.

El gasto sanitario que generan estas enfermedades supone la principal carga económica del Gobierno. Esto implica un gran ajuste de oportunidades, dado que gran parte de esos recursos económicos podrían destinarse a otras necesidades sociales, por lo que comer comida real no es un gasto, es una inversión a largo plazo donde su salud saldrá siempre favorecida.

Necesitamos a diario que nuestro cuerpo reciba energía que provenga de distintas familias de alimentos naturales y no obsesionarse en practicar la dieta perfecta porque no existe, lo más importante es la calidad nutricional de lo que consumimos a diario.

Publicidad

Si usted sufre de insomnio, falta de ánimo, mal humor, dolores de cabeza y dolores musculares recurrentes, son las señales claves para que empiece a mejorar la preparación de sus alimentos, corregir la hidratación y gestionar mejor el estrés.

Aprendamos entonces cómo lograr una alimentación real evitando estos errores comunes:

1. Hacer la dieta que te dice tu vecina, muchos te invitan a probar cosas que ni siquiera tienen bases científicas y aun teniéndola no está tomando en cuenta tu situación de salud actual, por lo que no debes ser un experimento, asesórate con un especialista siempre.

2. Comprar y comer productos solo porque su etiqueta dice que es light, esto solo te avisa que tienen el 30% menos de calorías que el tradicional pero no significa que no tiene un valor calórico o que son 100% saludables. Además, que muchos de ellos son altos en conservantes, aditivos y endulzantes artificiales no saludables para tu salud hormonal.

3. Comer siempre en la calle, no tendrás el control sobre lo preparado ni la calidad de ingredientes usados, puede tener escondido grasas malas y abundante sal.

4. Llenarte hasta tener gula, nuestro estómago se siente satisfecho con un 80% de ingesta de su capacidad, no debemos comer hasta sentir que reventamos. Esto hará que incluso pueda aumentar su tamaño hasta 5 veces más con el paso de los años.

5. Creer que solo con hacer ejercicio es suficiente para estar saludables, es vital mantenerte activo ya que esto te ayuda entre un 20-30% para mantener un buen peso; sin embargo, la comida que ingieres es lo más importante para mantenerte saludable.

Comer real se refiere a todos aquellos alimentos mínimamente procesados o cuyo procesamiento industrial no haya empeorado la calidad de la composición o interferido negativamente en sus propiedades saludables presentes de manera natural.

Alimentarte real implica elegir fuentes naturales de nutrientes, variedad de frutas y vegetales, proteínas de buena calidad, frutos secos, lácteos limpios de saborizantes y colorantes artificiales y carbohidratos como el plátano, camote, yuca, papa chaucha, choclo, cereales integrales etc.

Arma tu plato de ahora en adelante con muchos vegetales frescos crudos en forma de ensalada, agrega carnes magras libres de grasa y opta por un solo tipo de carbohidrato para complementarlo, por ejemplo, pollo a la plancha con camote asado y ensalada de rábano.

Todos nacimos para ser saludables y tenemos el poder para dejar lo que nos hace daño y comenzar ahora. El alimento es más que la suma de sus calorías y nutrientes, consiste en la interacción entre estos y nuestro organismo.

RECETA

Ensalada primavera

Nos aporta de alimentos reales y muy nutritivos para compartir en familia, ya sea en el almuerzo o cena.

Ingredientes

· Lechuga crespa o kale

· Microgreens o germinados de su preferencia

· Frutilla

· Cebollín

· Flores comestibles (opcional)

· Lima o vinagre especiado

· Pizca de sal marina

Preparación

1. Picar las frutillas y el cebollín fresco

2. Trocear las hojas verdes

3. Integrar todos los ingredientes

4. Aderezar con lima y pizca de sal marina

5. Puede decorar como opcional con flores comestibles

* Nutricionista clínica /Chef en gastronomía nutricional

Miembro de la Asociación de Nutricionistas del Guayas

www.mbonutricion.com

Teléfono: 098-460-6790