Publicidad

La vacuna de Moderna contra el COVID-19 puede provocar reacciones en la piel

Algunas personas que reciben la vacuna de Moderna contra el COVID-19 pueden desarrollar una reacción en el sitio de la inyección.

La vacuna de Pfizer es la más popular y se utiliza en al menos 61 países, la de AstraZeneca en 41 y la de Moderna en unas 27 naciones. Foto: AFP

De acuerdo a una investigación publicada en la edición en línea de la revista New England Journal of Medicine, algunas personas que reciben la vacuna de Moderna contra el COVID-19 pueden generar una reacción, luego de una semana de haber sido vacunados.

Una minoría de pacientes puede experimentar una reacción cutánea grande, roja, a veces elevada, con picazón, según investigadores del Hospital General de Massachusetts (MGH) en Boston.

Aunque la reacción se observó en ensayos clínicos, no debería disuadir a las personas de recibir la vacuna de Moderna, dijeron los autores del estudio.

“Ya sea que haya experimentado un sarpullido en el lugar de la inyección de inmediato o esta reacción cutánea retardada, ninguna condición debería impedir que reciba la segunda dosis de la vacuna”, dijo la autora del estudio y codirectora del Programa de Epidemiología Clínica en la división de Reumatología, Alergia e Inmunología del MGH, la Dra. Kimberly Blumenthal.

“Nuestro objetivo inmediato es que los médicos y otros proveedores de atención estén al tanto de esta posible reacción retardada, para que no se alarmen, sino que estén bien informados y equipados para asesorar a sus pacientes en consecuencia”, dijo Blumenthal en un comunicado de prensa del hospital.

Blumenthal dijo que su propio grupo clínico ha visto e informado sobre doce pacientes con las reacciones. Entre ellos, los síntomas comenzaron entre cuatro y once días después de la vacunación.

Según la Dra. Erica Shenoy, jefa asociada de la Unidad de Control de Infecciones del hospital, esta reacción cutánea retardada “podría ser confundida, tanto por médicos como por pacientes, con una infección cutánea. Sin embargo, este tipo de reacciones no son infecciosas y, por lo tanto, no debe tratarse con antibióticos“.

Los síntomas generalmente desaparecen en una semana. De los pacientes del estudio, la mitad tuvo una reacción después de la segunda inyección, aproximadamente 48 horas después de la vacunación. De acuerdo a los hallazgos, ningún paciente tuvo una reacción a la segunda dosis que fuera más severa que la reacción a la primera inyección.

“Para la mayoría de las personas que están experimentando esto, creemos que está relacionado con el funcionamiento del sistema inmunológico del cuerpo”, dijo la doctora y directora de Dermatología de Salud Global en MGH, Esther Freeman.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?