La lactancia materna en la primera hora de vida reduce en casi 20% el riesgo de morir en el primer mes, así lo determina la Organización Mundial de la Salud. Cada mes de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, misma que tiene el objetivo de impulsar esta práctica por todos los beneficios que aporta tanto a la mujer como al bebé.

Se conoce que los recién nacidos tienen un sistema inmunológico muy inmaduro y son altamente vulnerables, por lo cual es imprescindible proveer de leche materna a los infantes debido a la protección inmediata.

Guadalupe Mena, asesora nutricional de Nirsa, explica que la leche materna es el único alimento que proporciona todos los nutrientes necesarios para el óptimo crecimiento y desarrollo de los infantes en sus primeros meses de vida, debido a su contenido de células, factores inmunológicos, factores antiinfecciosos y hormonas, que favorecen su salud, los protegen de un gran número de enfermedades comunes y estimulan su desarrollo físico, cognitivo y psicosocial.

La calidad de la leche dependerá de la nutrición materna, por lo cual es recomendable mantener una alimentación variada y equilibrada.

Publicidad

Las mujeres lactantes producen entre 500 y 700 ml de leche al día, con un elevado valor energético y un rico contenido en micronutrientes, por lo que tienen mayores requerimientos de energía que las mujeres no lactantes

Además, la leche materna contiene entre un 85 y 90% de agua, por lo que se recomienda una ingesta de entre 2 y 3 litros de agua al día aproximadamente.

Beneficios de lactancia

Para las madres:

Publicidad

- Favorece la involución uterina

- Disminuye las hemorragias postparto

- Retrasa la ovulación

- Reduce riesgo de cáncer de mama

Publicidad

- Reduce riesgo de cáncer ovario premenopáusico

- No genera gasto económico

- Disminuye la incidencia de fracturas postmenopáusicas al favorecer la remineralización ósea

Para los bebés:

Publicidad

- Mejor digestibilidad

- Reduce riesgo de infecciones por los agentes inmunológicos

- Reduce riesgo de alergias

- Favorece desarrollo neurológico, visual e intelectual por la presencia de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (omega 3-6)

- Favorece correcto desarrollo mandibular

- Favorece el vínculo afectivo madre-hijo

“Una de las recomendaciones claves en esta etapa es aumentar el consumo de fuentes de omega 3, mismo que se puede encontrar en alimentos como atún, camarones, sardinas; debido a que a través de la ingesta es posible mejorar la composición de ácidos grasos de la leche materna comenta Mena.

Promover la lactancia materna es fundamental para evitar desnutrición infantil desde etapas muy tempranas, pues la nutrición en los primeros 1000 días de vida es la clave esencial para una futura vida sana. (I)