A muchos les preocupa cuando empiezan a identificar casos de pérdida de memoria, ya que piensan que es señal de la conocida enfermedad de Alzheimer. Los científicos han estudiado estas señales que se presentan cuando los síntomas se agravan y han podido identificar las razones detrás de un problema que llega a ser serio si no le prestamos la debida atención.

Los beneficios para tu salud de comer apio para disminuir el estrés

La explicación detrás de estos lapsos de pérdida de memoria debido a estrés tienen sustento, cuando las exigencias de la situación en la que nos encontramos superan nuestras capacidades físicas y/o cognitivas, nuestro organismo activa la respuesta de estrés. Ésta consiste en la liberación de glucocorticoides, las hormonas del estrés, en el torrente sanguíneo.

Los glucocorticoides provocan distintos efectos en el organismo, entre los que destacan el incremento de la frecuencia cardiaca y de la respiratoria, la reducción de la actividad gastrointestinal y la liberación de las reservas de glucosa almacenadas por tal de utilizarlas como fuente de energía, destaca el sitio Mentemaravillosa.

El origen: tipos de estrés

Foto: GETTY IMAGES

Se han descrito dos tipos de estrés en función de su origen: el extrínseco y el intrínseco. El estrés extrínseco es provocado por factores no cognitivos, como los que provienen de una situación determinada, mientras que el intrínseco se relaciona con el nivel de desafío intelectual que requiere una tarea. Algunas personas presentan estrés intrínseco crónico.

Publicidad

Síntomas de la pérdida de memoria de corto plazo a los que debes mantenerte alerta

Este padecimiento interfiere tanto en nuestra capacidad para retener información nueva como para recuperar recuerdos y conocimientos, llegando a provocar pérdida de memoria. Además, el conocido como ‘estrés intrínseco’, afecta el aprendizaje espacial –que se relaciona con la capacidad de adquirir y retener asociaciones de las características del ambiente–.

La pérdida de la memoria no es algo que debamos tomar a la ligera. Imagen: Pexels

La forma en la que el cerebro responde no solo compacta cambios en la memoria, sino que se mantiene de forma crónica provocando daños a largo plazo en el cerebro. Esto es debido a que el organismo consume muchos recursos y reservas en la activación de esto procesos fisiológicos, el estrés crónico resulta notablemente más perjudicial que el agudo. Lo más recomendable es acudir a un especialista una vez que reconozcas algunos síntomas y estos se vuelvan recurrentes. (I)