Hay personas que en la noche prefieren comer una cena completa con un plato de comida fuerte, mientras que otras optan por algo más light, como un sánduche o una ensalada. También están las que eligen no comer nada y hacer un ayuno hasta el día siguiente, para evitar malestares como el reflujo o un posible aumento de peso.

Pero, “ no es que sea malo merendar”, considera la nutricionista Abigail Goosdenovich, sino que debe hacerse en un horario adecuado y sin que sea algo muy pesado.

¿Por qué me provoca algo dulce después de comer? Así puedes acabar con estos irresistibles antojos

Ella recomienda comer entre las 18:00 y 19:00 para hacer un ayuno de doce a catorce horas, considerando que la primera comida del día siguiente sea entre las 07:00 y 08:00. Durante ese periodo de ayuno, el cuerpo realiza la autofagia.

Publicidad

“La autofagia permite la eliminación de fragmentos celulares, virus, bacterias o sustancias dañinas como radicales libres que alteran el buen funcionamiento del cuerpo. Es como la limpieza diaria que le hacemos a nuestro cuerpo”, explica Goosdenovich.

Según la nutricionista, la inflamación y la poca acidez del estómago se deben a la falta de autofagia. Otras consecuencias podrían ser problemas gástricos, sensación de pesadez, aumento de probabilidad de resistencia a la insulina y alteración del reloj biológico del cuerpo.

¿Cuál es la hora perfecta para irse a dormir en las noches según la ciencia?

El reflujo gastroesofágico, explica MayoClinic, también se deriva de comer en la noche. Sus principales síntomas son la sensación de ardor en el pecho (acidez estomacal), la regurgitación de alimentos y dolor en la boca del estómago.

Publicidad

Esta afección podría causar inflamación del tejido del esófago, estrechamiento del esófago y un mayor riesgo de cáncer en ese órgano.

Si solo cenas tarde en la noche de repente no hay problema, pero es preferible que incluyas en el plato vegetales y proteínas para ayudar a disminuir la carga glucémica del cuerpo, sugiere la nutricionista.

Publicidad

El secreto para ganar masa muscular está en lo que comes después de hacer ejercicios

Otros expertos opinan que se debe comer hasta tres horas antes de acostarse.

De acuerdo con el portal de Salud de Harvard, para prevenir el reflujo es mejor comer porciones pequeñas y evitar la comida picante, el café, el chocolate, las bebidas gaseosas y el alcohol.

También ayuda no sentarse ni acostarse inmediatamente después de comer. (I)