Un mayor consumo de café se asocia con un menor riesgo de fallo cardiaco (infarto de miocardio), concluye un estudio de la Asociación Americana del Corazón (AHA). Y además, no está relacionado con un mayor riesgo de sufrir arritmias, informa la Revista de la Asociación Médica Americana (JAMA).

La AHA identificó múltiples factores de riesgo de enfermedad cardiaca, tanto dietarios como de conducta, incluyendo estado marital, consumo de carnes rojas, de leche entera y de café.

Entre estas variables, tomar más café está asociado con un riesgo decreciente a largo plazo de infarto de miocardio. Pero la clave está en la cafeína; el producto descafeinado no proporciona esta ventaja.

Las personas que toman más café tienen en su futuro un riesgo reducido de fallo cardiaco, según tres grandes estudios epidemiológicos realizados por la AHA, cuyos resultados fueron publicados en febrero de 2021; la asociación aún espera ampliar estas investigaciones para definir mejor cuál es el rol del café en esto.

Beber más de dos tazas de café al día reduce en un 44 % la mortalidad por todas las causas, según estudio español

Por otra parte, puede que haya escuchado que consumir cafeína puede causar arritmias. Pero la JAMA dice que no hay evidencia para afirmar esto.

A través de un proyecto amplio, que incluyó a más de 300.000 participantes de variadas edades y estilos de vida, ha establecido que el consumo habitual de cafeína no está asociado con un mayor riesgo de sufrir arritmias cardiacas.

Al contrario, según la publicación de JAMA de julio de 2021, cada taza adicional de café al día se asocia con una reducción de 3% en el riesgo de desarrollar arritmia.