Las “alas de murciélago” constituyen una condición que las mujeres temen a rabiar. Esa flacidez que hace colgar la parte baja de los brazos, es causa de vergüenza al usar camisetas sin mangas, levantar los brazos o saludar.

La flacidez en los brazos suele aparecer por llevar una vida sedentaria y una alimentación poco balanceada. Sin embargo, también se debe a otros factores como la pérdida de peso o dejar una vida de ejercicios de forma abrupta, explica La Vanguardia.

A lucir brazos tonificados por completo

Ir a un gimnasio no es una opción para muchas mujeres en la actualidad, básicamente por la falta de tiempo, razón que muchas consideran suficiente como para preferir no ejercitarse. Pero con esta rutina fácil y rápida pueden hacerlo en casa.

Lo importante es saber exactamente qué es lo necesario para trabajar de forma perfecta sus músculos y acompañarlo siempre de una buena nutrición para obtener mejores resultados.

Publicidad

Ejercicios para eliminar las “alas de murciélago”

Con esta rutina en superseries, se sugiere realizar tres series del número indicado de repeticiones para cada movimiento. Un tips clave: Póngale toda la intensidad. Termine un ejercicio e inmediatamente pase al otro, como recomienda Women’s Health.

Mujeres con brazos firmes

Flexiones en silla

Ideal para combatir las “alas de murciélago”

Apoya los brazos en el asiento de una silla. Coloca la espalda recta cerca del asiento y con las piernas estiradas o semiflexionadas, flexiona los codos hasta llegar a 90 grados y vuelve a extender los codos hasta bloquearlos (es decir sube y baja).

Realice 3 series de 10-12 repeticiones. Si puede añádale más intensidad colocando algún peso por encima de sus piernas a la altura de la cadera. Hará que el ejercicio sea un poco más difícil.

Publicidad

Bíceps alterno con mancuernas

O botellas de agua

Con la espalda bien recta y los brazos estirados, sujete las pesas con las palmas de las manos mirando hacia dentro (paralelas a tus piernas). Inicie la flexión con rotación de uno de los brazos hasta el punto en que la pesa se coloque paralela al tronco.

Llegado a este punto realice el movimiento en sentido inverso volviendo a la posición inicial. Repita la ejecución con el otro brazo. Empiece con tres series de 10 repeticiones por cada brazo.

Tríceps tras nuca con mancuerna o botella

Con la espalda bien recta, el abdomen contraído y el brazo flexionado, sujete una pesa de dos kilos o una botella de peso similar y colóquela detrás de la cabeza. Realice una extensión del codo, llevando la pesa apuntando hacia el techo.

Publicidad

El brazo que ejecuta el movimiento se mantiene en contacto con la cabeza en todo momento, mientras que otro brazo actúa de soporte, sujetándolo para evitar balanceos. Realice tres series de 10 repeticiones por cada brazo.

Bíceps concentrado con mancuernas

O botellas de agua de 1 o 2 litros

Sentada con la espalda recta y el cuerpo ligeramente tirado hacia delante, apoye el brazo sobre la cara interna de la pierna del mismo lado. Realice una flexión del codo evitando cualquier movimiento o balanceo del tronco. Realice tres series de 10 repeticiones por cada brazo.

Patada de tríceps con una silla y mancuerna o botella

Apoye una mano encima de una silla. Adopte la posición de apoyo con una sola pierna y deje la otra pierna atrás. Con el brazo libre sujete una mancuerna o botella. Pegue el brazo al cuerpo y mueva el antebrazo atrás y adelante, sin mover el codo y el hombro. Realice tres series de 10 repeticiones con cada brazo.

Publicidad

Curl de bíceps

Se puede hacer con mancuernas, botes, botellas o mochila

Es ideal para tonificar el bíceps. Pegue los codos al cuerpo sin separarlos y desde ahí flexione los brazos hasta llevar cerca del pecho y vuelve a extenderlo hacia abajo por completo. Realice 3 de 10 o 12 repeticiones.

(I)