Todos hemos tenido esos momentos en los que sospechamos que nuestra memoria está fallando, vas a una habitación por algo y te olvides en medio camino qué era, llamas al número de teléfono equivocado o dictas instrucciones de las que estabas del todo seguro que eran correctas, pero en realidad, no lo eran.

Existen más ejemplos como esos, y es que la memoria no siempre funciona como uno quiere, recordamos lo que menos creemos necesario y olvidamos lo que tanto necesitamos.

Aún así, “lo que creemos que es un problema de memoria suele ser en realidad un problema de atención”, explica la doctora Amishi Jha, profesora de psicología en la Universidad de Miami (EEUU), así como directora y cofundadora de Neurociencia Contemplativa de la Iniciativa de Investigación y Práctica de la Atención Plena, a CNBC.

Síntomas de la pérdida de memoria de corto plazo a los que debes mantenerte alerta

La neurocientífica recomienda tres elementos esenciales que debes tomar en cuenta para fortalecer tu memoria y concentración, consiguiendo entre otras cosas, recordar algo con éxito. A continuación, te contaremos paso por paso, de qué se tratan.

Publicidad

Primer paso, el ensayo

GETTY IMAGES Las personas tienen una capacidad de memoria limitada: no pueden recordar todo con detalle.

La especialista especifica que se debe utilizar la atención para repasar la información. Algo que ella denomina como “ensayos”, y son ejercicios mentales con los que podrías recordar aspectos y detalles de tu día, así como eventos pasados.

Síntomas de la pérdida de memoria de corto plazo a los que debes mantenerte alerta

Por ejemplo, intentar recordar el nombre de la persona que te acaban de presentar, hacer un esfuerzo para rememorar los detalles de una charla o reunión, repasar las acciones de tu día o de una experiencia divertida o alegre (o dolorosa) que acabas de vivir, etcétera, con estas acciones podrías mejorar tu memoria, recalca.

Segundo paso, la elaboración

El estado emocional se refleja en la salud cognitiva y de la memoria. Foto: Shutterstock

“La elaboración consiste en utilizar la atención para vincular las nuevas experiencias o la información con los conocimientos o recuerdos que ya se tienen. La elaboración permite almacenar recuerdos mucho más ricos”, explica.

Posibles causas de la pérdida de memoria que no son alzhéimer

Amishi Ja lo ejemplifica con la imagen de un pulpo que tiene cualquier persona, y una posible nueva información: los pulpos tienen 3 corazones. Si no lo sabías, vincularás ambos y, la próxima vez que veas uno o escuches hablar de pulpos, podrías recordar este dato y compartirlo con otras personas.

Publicidad

Tercer paso, la consolidación

Foto: Pexels

Mientras que el ensayo y la elaboración “apoyan la formación inicial de la memoria”, hace falta un paso que logre la anhelada memoria a largo plazo, es decir, un “almacenamiento de la información de forma más duradera durante un periodo prolongado”.

En qué consiste la pérdida de memoria por estrés

Para la neurológica este paso es clave, ya que así fortalecerás la memoria que “implica la formación de conexiones entre conjuntos específicos de neuronas que codifican los elementos de la memoria mediante la repetición de la actividad cerebral dirigida”. Es decir, las repeticiones dan la mano a reforzar y consolidar la memoria a largo plazo.

Sin embargo, a pesar de los ejercicios que practiques, si haz notado que este tipo de situaciones te ocurren más de lo normal, recomendamos acudir a tu médico de cabecera para evitar diagnosticarte e identificar con tiempo algún problema de salud relacionado a la pérdida de memoria. (F)