El descanso adecuado es fundamental para la salud, y un estudio de un grupo de científicos de la Universidad de Pittsburgh lo confirma. El daño que causa a nivel cerebral la falta de sueño es aún más grave en las mujeres, reveló este estudio.

De hecho, las mujeres de mediana edad que duermen menos de cinco horas cada noche tienen hasta un 75 % más de probabilidades de sufrir insuficiencia cardiaca o un accidente cerebrovascular, como un derrame cerebral.

La investigación siguió a casi 3.000 mujeres de entre 42 y 52 años a lo largo de 16 años, midiendo los patrones de sueño y la salud de cada una. Los resultados demostraron que no solo había más riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y ataques cardiacos, sino que también afectaba a su índice de masa corporal y a otras enfermedades adyacentes.

Publicidad

Diferencias entre un ataque de pánico y un ataque cardiaco

El estudio fue publicado en la revista Circulation de la American Heart Association, y durante el periodo de investigación, se informó de 200 eventos cardiovasculares, de los cuales 23 resultaron en muertes.

Los eventos cardiovasculares se definieron como infarto de miocardio (o ataque cardiaco), ataques cardiacos o recibir tratamiento para la enfermedad de las arterias coronarias.

Cómo calcular ‘la edad del corazón’ para evitar los factores de riesgo

Resultados del estudio

La investigación demostró que alrededor del 10 % de las mujeres encuestadas tenía problemas para conciliar el sueño cada noche. Y una cuarta parte de las encuestadas se levantaba en las madrugadas.

Publicidad

El 14 % de las mujeres aseguró que dormía menos de cinco horas cada noche, y solo el 30 % dormía más de ocho horas. El 55 % de las mujeres informó que durmió unas seis horas y 30 minutos cada noche en promedio.

Alimentación para superar el insomnio

Por lo tanto, las mujeres que dormían menos de cinco horas por noche en promedio tenían más probabilidades de sufrir enfermedades cardiacas que aquellas que dormían seis horas y media cada noche.

Publicidad

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte entre mujeres en Estados Unidos, y alrededor de 300.000 personas mueren por esta causa cada año. (I)