En Israel, dos días después de la aprobación de la cuarta dosis de la vacuna contra el covid-19, el primer ministro Naftali Bennett indicó, citando un estudio preliminar, que el refuerzo multiplica por cinco los anticuerpos en una semana después de su administración.

El estudio que señala el primer ministro de ese país involucraba a 154 voluntarios que habían recibido la tercera dosis en agosto y que tenían un nivel bajo de anticuerpos, se indica en una publicación de diario El Mundo.

“Una semana después de que se inyecta la cuarta dosis, sabemos con mayor certeza que es segura y eficaz: hay un aumento de cinco veces en la cantidad de anticuerpos en la persona vacunada”, dijo Bennett a los periodistas al salir del laboratorio del Centro Médico Sheva.

Según Bennet, la información que ha recopilado hasta ahora por el Centro Médico Sheba parecen indicar que la cuarta dosis garantiza una protección “mucho mejor” tanto contra la infección como contra la posibilidad de enfermarse gravemente. “En otras palabras”, dijo, “la cuarta dosis es segura, y eso es seguro. Y, con una probabilidad muy alta, funciona”.

Publicidad

COVID-19: Países apuestan por la cuarta dosis, pero la OMS lo considera insuficiente y pide mejorar los inmunizantes

En Israel la cuarta dosis contra el coronavirus ya fue aprobada y tiene como propósito alcanzar la inmunidad colectiva. En un inicio se aplica a los trabajadores de la salud y a los mayores de 60 cuatro meses después de la última dosis, luego de que los datos preliminares mostraran una caída en los anticuerpos ya después de tres meses después de la tercera dosis.

Una vez más, Israel funcionará como un laboratorio en vivo que puede proporcionar información importante a los demás países del mundo. La cuarta dosis de a vacuna ha tomado mayor fuerza luego de la propagación de ómicron, por lo que se busca proteger a los más vulnerables y más expuestos al virus, con un número de infecciones que alcanza cifras sólo vistas en el pico de la tercera ola en enero de 2021.

En Israel, en un inicio se aplica a los trabajadores de la salud y a los mayores de 60 cuatro meses después de la última dosis. Foto: EFE

No obstante, no en todos los países se ha adoptado la idea de la cuarta dosis como en Israel. El inmunólogo Anthony Fauci, asesor del presidente de Estados Unidos, afirmó sobre el tema hace unos días: “Es prematuro hablar de una cuarta dosis. Una de las cosas que seguiremos muy de cerca es cuánto tiempo dura la protección después de la tercera dosis de una vacuna de ARNm”.

Chile comenzó a aplicar la cuarta dosis de vacuna contra COVID-19

“No es realmente sostenible , y probablemente ni siquiera necesario, pensar en vacunar a todo el mundo cada 4 o 6 meses”, aseguró por su parte el profesor Andrew Pollard, virólogo y pediatra británico. “No hemos logrado ni siquiera vacunar con una sola dosis a todos los residentes en África y ciertamente no vamos a poder hacer manejable la administración de una cuarta dosis para todos” en un futuro próximo, insistió Pollard en una entrevista con BBC Radio, y reiteró que la necesidad de una cuarta dosis aún no es “completamente segura” y que, en todo caso, por ahora estará reservado para las personas más vulnerables.

Publicidad

La cuarta dosis en Ecuador

En nuestro país, el Gobierno delinea un plan para este año, en caso de que aparezcan nuevas variantes del COVID-19 y prevé la aplicación una cuarta dosis de vacuna.

“Precisamente pensando en estas variantes, pensando en estas características que tiene este virus, nosotros ya estamos trabajando en qué podemos hacer para una cuarta dosis de vacuna, en qué podemos hacer para prepararnos, ojalá no ocurra, con nueva oleada por una nueva variante, a partir del segundo o tercer trimestre del año”, dijo Francisco Pérez, subsecretario de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud Pública (MSP), en una entrevista radial en diciembre pasado.

Para enfrentar nuevas variantes del COVID-19, el Gobierno alista plan para el 2022; una cuarta dosis no se descarta

Agregó que por solicitud de la ministra de Salud, Ximena Garzón, y del presidente Guillermo Lasso, trabajan en un nuevo plan que incluye una proyección de qué es lo que pasaría precisamente por la variante ómicron, en el primer trimestre del 2022 y cómo se debería preparar Ecuador para el segundo o tercer trimestre en caso de que existiese una nueva variante. (I)