Los mosquitos son vectores de varias enfermedades que pueden transmitir a los seres humanos a través de sus picaduras.

Cuando un mosquito se alimenta de sangre, también ingieren cualquier virus o parásito que viva en la sangre. Estos virus y parásitos infectan a la siguiente persona que pique el mosquito a través de su saliva. A cualquier enfermedad que se transmite de esta manera, de mosquito a humano (o animal) se le conoce como ‘enfermedad transmitida por mosquito’.

Si bien al mosquito no le pasa nada, estas enfermedades transmitidas por mosquito pueden causar un sufrimiento inmenso a los humanos, detalla World Mosquito Program.

Publicidad

El programa indica que unas 390 millones de personas se infectan cada año con el dengue, y cientos de miles más se ven afectadas por el Zika, el chikungunya y la fiebre amarilla.

Las enfermedades transmitidas por mosquito más comunes incluyen la malaria, dengue, virus del Nilo Occidental, chikungunya, fiebre amarilla y Zika.

Aquí hay algunas enfermedades comunes causadas por mosquitos:

Publicidad

  • Malaria: Causada por parásitos del género Plasmodium y transmitida principalmente por el mosquito hembra del género Anopheles. La malaria puede causar fiebre, escalofríos, sudoración, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, y en casos graves puede ser mortal si no se trata.
  • Dengue: Una enfermedad viral transmitida por el mosquito Aedes aegypti, principalmente en áreas tropicales y subtropicales. Los síntomas incluyen fiebre alta, dolor de cabeza, dolor muscular y articular, erupción cutánea y, en casos graves, puede provocar hemorragias graves y shock.
  • Zika: Otra enfermedad viral transmitida por mosquitos del género Aedes, especialmente el Aedes aegypti. Puede causar fiebre, erupción cutánea, dolor en las articulaciones y conjuntivitis. El virus Zika es particularmente preocupante en mujeres embarazadas debido a los riesgos de defectos congénitos en el feto, como la microcefalia.
  • Chikungunya: Transmitida por el mosquito Aedes aegypti y el mosquito Aedes albopictus, esta enfermedad viral causa fiebre, dolores articulares intensos, dolor de cabeza, náuseas, fatiga y erupción cutánea. Los dolores articulares pueden ser debilitantes y durar semanas o meses.
  • Fiebre amarilla: Una enfermedad viral aguda también transmitida por mosquitos del género Aedes y Haemagogus. Los síntomas iniciales incluyen fiebre, escalofríos, dolores de cabeza, dolores musculares, náuseas y vómitos. En casos graves, puede llevar a la ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), insuficiencia renal y hepática, y sangrado.
  • Encefalitis equina del este: Una enfermedad viral transmitida por mosquitos, en particular por el mosquito Culex. Puede causar inflamación del cerebro, fiebre, dolor de cabeza, vómitos y en casos graves, convulsiones y coma.
  • Virus del Nilo Occidental: Otro virus transmitido por mosquitos, principalmente por el mosquito Culex. Los síntomas pueden variar desde fiebre leve hasta encefalitis o meningitis, con síntomas como fiebre alta, dolor de cabeza, rigidez en el cuello, desorientación, temblores, convulsiones y coma.

Estas son solo algunas de las enfermedades más comunes transmitidas por mosquitos. La prevención, como el uso de repelentes de insectos, ropa adecuada y control de los criaderos de mosquitos, es clave para reducir el riesgo de contraer estas enfermedades.

¿Cómo prevenir las picaduras de mosquitos?

  • Use un repelente de insectos cuando esté al aire libre.
  • Use mangas largas, pantalones largos y calcetines cuando esté al aire libre.
  • Instale o repare pantallas en ventanas y puertas para evitar que los mosquitos entren. Use el aire acondicionado si lo tiene.
  • Vacíe regularmente el agua estancada de su casa y patio. El agua podría estar en macetas, canaletas, cubos, cubiertas de la piscina, platos de agua para mascotas, neumáticos desechados o baños para pájaros.
  • Si va a viajar, infórmese sobre las áreas de destino. Averigüe si hay riesgo de enfermedades transmitidas por mosquitos, y si es así, si existe una vacuna o medicamento para prevenirlas. (I)