El orégano es definido por el portal especializado Medlineplus como una hierba usada para dar sabor a los alimentos así como para fines de salud. Sus hojas son color verde oliva y tiene flores color púrpura.

Se le relaciona con otras hierbas como la menta y el tomillo, ya que contiene sustancias químicas que pueden reducir la tos. Es usado también para la digestión y la lucha contra algunas bacterias y virus.

Entre sus propiedades destacan las antioxidantes, las antimicrobianas y las antiinflamatorias, aunque el consumo diario recomendado no cuenta con la cantidad necesaria de nutrientes, si se destaca el contenido de minerales y vitaminas, explica la Fundación Española de Nutrición.

Publicidad

Entre las vitaminas que contienen destacan la C, E, B6 y A; también tiene pequeñas cantidades de riboflavina y niacina. Además, es rico en minerales como el hierro, calcio, potasio, magnesio, zing y fósforo y en aceites asenciales como timol o carvacrol, señala la revista Clara.

Sirve para adelgazar

Esta hierba es usado en los procesos para perder peso, ya sea en forma de té o de aceite esencial. Puede equilibrar y regular el metabolismo, lo que le permite al organismo quemar más calorías, generar energía y no acumularlas en forma de grasa en el abdomen o en las piernas. Combate la celulitis y moldea la figura. Como tiene carvacrol, reduce la inflamación de los tejidos grasos, lo que evita el aumento de peso.

Haciendo mención al doctor Ludwing Johnson, Clara afirma que no se debe pasar de las tres dosis de aceite de orégano al día por un méximo de dos semanas. Luego debe hacerse una pausa para que el cuerpo descanse.

Publicidad

El té de orégano ayuda a combatir el azúcar en la sangre | Foto: Pixabay

Orégano contra el azúcar en la sangre

La revista Semana resalta que esta hierba servida en forma de té puede reducir los niveles de azúcar en la sangre.

No solo comer dulces cuenta: estas son las cosas sorprendentes que pueden elevar el azúcar en la sangre y que no sabes

Para hacer la infusión solo debe hervirse una taza de agua y cuando esté en su punto de ebullición, añadir una cucharadita de orégano, luego dejar reposar por 15 minutos, colar y tomar a media mañana como mínimo tres veces a la semana.

Publicidad

Antes de empezar a hacerlo, se recomienda hablarlo primero con el médico de cabecera debido a que las personas diabeticas deben cuidar las dosis de esta infusión.

(I)

Te recomendamos estas noticias