Si hay una característica que más moleste a ciertas personas, sobre todo cuando se entra a cierta edad, es la presencia de la papada. Esta, también conocida como grasa submentoniana es de hecho una aparición común, pero que puede causar problemas de autoestima a las personas que la observan día a día debajo de su rostro.

«Cuello de smartphone» o las arrugas prematuras que provoca el uso del celular: jóvenes menores de 30 años entre los pacientes más frecuentes

A menudo, no sabemos qué hacer para lograr eliminar el exceso de grasa o la retención de líquidos que pueden estar provocándolo. Es importante acudir a un médico que nos aconseje, ya que las causas detrás pueden ser varias, desde cuestiones genéticas, una mala alimentación, hasta problemas de salud, entre otros.

Trucos alimenticios para perder la papada

Si haz notado tu rostro más ancho de lo normal debido a unos kilos de más, con perderlos será suficiente. O si consideras que es una características hereditaria o llevas décadas con ella, resultará un poco más complicado eliminarla, pero no imposible.

A continuación, te ofrecemos unas pautas alimenticias que deberías llevar a cabo:

Publicidad

  • Consume 4 porciones de verduras y/o hortalizas al día.
  • Consume 3 porciones de fruta al día.
  • Nada de comida basura.
  • Bebe mucha agua al día.
  • No evites las grasas, pero asegúrate de que son saludables (aguacate, nueces, aceite de oliva...)
  • Consume proteínas magras como carnes rojas y pescado.
Foto: pexels
  • Evita los alimentos fritos.
  • Evita la sal y el alcohol.
  • Reduce el consumo de azúcar.
  • Consume productos lácteos bajos en grasa o no consumas ningún lácteo.

A medida que tu peso vaya descendiendo, la papada también lo hará. Sobre todo evita los carbohidratos y los ultraprocesados.

Ejercicios diarios para reducir la papada

Irene Juste del portal de belleza y consejos UnComo, explica algunos ejercicios que pueden darte la mano en la pérdida de hinchazón de tu rostro o mandíbula, como a la vez la grasa que se encuentra debajo de esta. Te contamos algunos de ellos a continuación, mismos que deberás hacer regular y constantemente.

  • Sonríe

Este ejercicio para reducir el rostro y el cuello consiste en ponerse frente a un espejo y sonreír al máximo, pero sin forzar demasiado. Mantener la sonrisa entre 5 y 10 segundos, relajar el rostro y repetir todos los pasos 2 o 3 veces seguidas. Es bueno hacer este ejercicio por lo menos 5 veces al día.

  • Hincha las mejillas

Llena de aire las mejillas y mantén esta posición durante un par de segundos, después pasa el aire de una lado a otro de la boca y suéltalo despacio. Cuando hayas relajado el rostro repite estos pasos, debes hacerlo al menos 4 o 5 veces al día.

  • Succiona

Haciendo movimientos de succión repetidos, durante 5 segundos al menos 10 veces al día, lograrás crear un efecto de masaje sobre esta zona del rostro que suele engordar fácilmente. Así, reducirás el volumen de estas y tonificarás los músculos. Si además frunces y relajas los labios cuando hagas la succión, estarás realizando un estiramiento más completo.

  • Mueve las cejas

Si subes y bajas las cejas de forma seguida varias veces cada día lograrás relajar los músculos del contorno de los ojos y disminuir las bolsas que se acumulan justo debajo de los ojos. Para reforzar el efecto de este ejercicio puedes, además, dar suaves golpecitos con tus dedos en las bolsas de forma continuada, creando así un efecto de masaje y drenaje.

  • Estira las mejillas y el cuello
Foto: Monique Wüstenhagen

Pon las manos una en cada mejilla y, suavemente, estira la piel arriba y abajo y también hacia los lados. Asimismo, con cuidado presiona tus mejillas llevándolas hacia los lados y soltando, hazlo varias veces seguidas. Repite este ejercicio 3 o 4 veces al día. Esto mismo debes hacerlo con tu cuello, poniendo las manos en los lados de este.

  • Estiramientos con la boca

Inclinando tu cabeza hacia atrás, notando que el cuello se estira bien, lanza besos varias veces seguidas. Después abre y cierra bien la boca 4 o 5 veces seguidas y, finalmente, con la boca abierta mueve solo tu labio inferior, estirando así el mentón. Haz estos movimientos al menos 10 veces al día.

Estos ejercicios son una de las mejores formas naturales de conseguir resultados en pocos días o semanas, además no solo te servirán para perder volumen en esta parte de tu cuerpo, sino también para quitar la flacidez de la cara y el cuello. (F)