La pandemia del coronavirus ya lleva más de de dos años. Sin embargo, aún se realizan estudios para comprender a profundidad las consecuencias y efectos que puede causar esta enfermedad. Lo que se ha podido demostrar es que a quienes sufren de diabetes el covid-19 les puede causar mayor molestia.

“No es que las personas con diabetes tengan más probabilidades de contraer la COVID, pero, si lo hacen, la enfermedad resulta más grave y parece empeorar más rápido”, indica el sitio especializado Mayo Clinic.

Un metaanálisis reciente mostró que la diabetes incrementa 2,3 veces el riesgo de severidad y 2,5 veces el riesgo de mortalidad asociada a covid-19.

Un mecanismo por el cual se cree que el COVID- 19 es más grave podría ser la enzima dipeptidil peptidasa-4 (DPP-4), que en epidemias de otros coronavirus se demostró que era un receptor de estos virus y que el bloqueo de esta enzima mejoraba la evolución de las complicaciones. La DPP-4 tiene un papel importante en el metabolismo de la glucosa y la insulina, pero también en la inflamación.

Publicidad

Los especilista Clinic Barcelona detallan que las personas con diabetes que no han contraído la enfermedad de la COVID-19 deberían intensificar el control metabólico como prevención primaria. Además, deberían utilizar la telemedicina como sistema de contacto con los profesionales, si es posible.

También se destaca como una medida fundamental en personas con diabetes que no se han contagiado de la COVID-19 continuar con el mismo tratamiento preestablecido.

En el caso de las personas con diabetes tipo 2 que presentan hipertensión o dislipemia asociada, es aún más importante que continúen con el tratamiento antihipertensivo e hipolipemiante que tomaban hasta el momento. (i)