Las ciruelas pasas son grandes aliadas de los entrenadores y deportistas. No solo tienen una gran calidad nutricional, sino que además contribuyen a aumentar la masa muscular y a perder grasa de manera saludable.

Su alto contenido en fibra es una fuente de energía perfecta para consumir antes de un entrenamiento. Tan solo 6 ciruelas pasas antes de hacer ejercicio pueden incrementar la energía de la rutina, además de otorgar otros beneficios al cuerpo.

Las ciruelas pasas ayudan al desarrollo de la proteína IGF-1, la proteína que regula la hormona del crecimiento y contribuye a la formación de huesos y tejido muscular. Esta fue la conclusión obtenida por la Universidad Estatal de Oklahoma, cuya investigación demostró que los participantes voluntarios aumentaron en un 17% la concentración de esta proteína tras consumir ciruelas pasas.

Publicidad

Este alimento contiene vitaminas y minerales como potasio y magnesio, ambos útiles para neutralizar la acidez del ejercicio y disminuir los calambres musculares en deportistas. Aunque tienen muchos carbohidratos, las ciruelas pasas no aumentan la glucosa ni engordan, es más, son ricas en fibra y antioxidantes.

Un estudio de la Universidad Estatal de Florida sugiere que el consumo de ciruelas pasas está relacionado con un menor riesgo de desarrollar osteoporosis y otras afecciones óseas, pues ayuda a revertir el problema de la baja densidad ósea.

Sus propiedades antiinflamatorias también atraen a los deportistas. Este alimento potencia el funcionamiento del sistema intestinal y es efectivo como laxante para combatir el estreñimiento. (I)