La versatilidad que ofrece la manicura francesa ha hecho que sea una de las tendencias más demandadas desde hace mucho tiempo al rededor del mundo. Esto se debe a que es un estilo que embellece las manos y además puede llevarse en todo momento, no importa si es una boda o una salida casual con amigos, siempre queda bien.

La manicurista Sasha Bubyr explicó a la revista Cosmopolitan que pese a que esta técnica se usa desde hace muchos años y se ha ido renovando de acuerdo a las necesidades de las personas, es mucho más versátil de lo que se piensa.

“Hay personas que optan por lucir las uñas XXL y hacerse la manicura francesa muy ancha de un sólo color o de varias tonalidades, y las que prefieren apostar por uñas muy cortitas con una línea superfina”, refiere la experta.

Publicidad

La manicure francesa luce bien en cualquier tipo de eventos | Foto: Freepik

Tips para hacerse una manicura francesa en casa

No siempre se tiene el tiempo o el dinero para salir a un salón de belleza a arreglarse las uñas, estos son algunos tips que ofrece Mejor con Salud para hacerlo desde la comodidad del hogar y con implementos propios.

Quito Fashion Night, la antesala de la semana de la moda, llega a la capital con la presencia del gran diseñador Custo Barcelona

Antes de comenzar, será necesario contar con un alicate para uñas, un hidratante, un fortalecedor de uñas, un removedor de cutícula, una brocha fina o pincel delgado y una pintura de uñas transparente, una blanca y una rosada. Ahora sí, ¡manos a la obra!

  1. Se liman las uñas para darles forma: la idea de esto permite equilibrar la manicura. Normalmente se les da una forma cuadrada; no obstante, hay muchos estilos que se pueden adaptar al gusto de cada persona.
  2. Se pulen las uñas: esto sirve para quitar aquellos bordes ásperos o irregularidades que podrían hacer que las uñas se vuelvan quebradizas. Previene roturas, desgarros y optimizará la textura de la manicura.
  3. Se hidratan las cutículas: la recomendación de los expertos es que se usen aceites especiales que permitan mantenerlas sanas y prevenir que proliferen hongos o bacterias por cortes.
  4. Se pintan de rosado: después de haber llevado a cabo los pasos anteriores ha llegado el momento de usar el esmalte en las uñas. En este punto se aplica una ligera capa de base transparente o fortalecedor y se deja secar. Luego se pone la pintura del color rosado o del color base que de preferencia.
  5. Se dibuja una línea blanca: aunque lo normal es que la línea sea recta, hay quienes la prefieren curvas; es cuestión de gustos.
  6. Se añade una última capa de brillo: esto permite que las uñas francesas estén más protegidas y así se garantiza su duración.

(I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias