Un equipo de investigadores y científicos, liderados por Elisa Bonaccorso de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), publicó en la Revista Nature Scientific Reports un estudio con los resultados de varios análisis genéticos realizados a los cuerpos de los tiburones encontrados en las bodegas del buque de bandera China Fu Yuan Yu Leng 999 en 2017 que fue retenido por autoridades ecuatorianas por realizar faenas de pesca dentro de la Reserva Marina de Galápagos.

La investigación comprobó que de las doce especies de tiburones halladas en el barco, once se encuentran dentro del archipiélago y nueve están catalogadas como Vulnerables o de mayor riesgo por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Es decir, los escualos encontrados en las bodegas del barco habitan en las aguas que rodean Galápagos.

Los científicos señalaron que “la operación de flotas internacionales puede obstaculizar los esfuerzos nacionales e internacionales para preservar las poblaciones de tiburones en todo el mundo”. Los escualos están bajo una amenaza permanente las aguas que rodean el archipiélago.

Con esto también coincide un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura que señala que uno de los factores que afectan a las Galápagos es la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. Es la primera vez que esta organización internacional alerta sobre la pesca ilegal el nivel de amenaza que enfrenta el archipiélago mejor conservado del mundo, pero que requiere de una mayor protección del mar que lo rodea.

Publicidad

“El pedido de ampliación de la Reserva Marina de Galápagos se inició en agosto del 2017, con la detención del buque carguero de bandera China Fu Yuan Yu Leng 999. En las bodegas de esta embarcación industrial se encontraron los cuerpos de 7.639 tiburones; esto motivó una protesta masiva de la ciudadanía”, indicó el colectivo Más Galápagos en un comunicado.

Además, afirmó que un agravante es que en la Zona Económica Exclusiva Insular es el incremento significativo de la presión pesquera por parte de las flotas ecuatorianas: “A la fecha faenan en esta zona 99 barcos palangreros, 300 embarcaciones nodrizas y 115 barcos atuneros cerqueros, y en cada una de estas flotas, se genera pesca incidental de tiburones y otras especies protegidas”.

Más Galápagos indicó que es primordial para la preservación del archipiélago extender la reserva marina.

El buque Fu Yu Leng 999, luego del proceso legal respectivo, pasó a ser parte de la Armada del Ecuador y tomó el nombre de Hualcopo. La nave tiene tres bodegas refrigeradas, 98 metros de eslora, un ancho de 16,20 metros, un calado de 6,5 metros; y una capacidad de desplazamiento de 3200 toneladas.

Una de las misiones que cumple el buque Hualcopo es el de custodiar la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Galápagos ante la presunta depreciación de sus recursos ictiológicos en esa área.

Veinte ciudadanos de nacionalidad china, tripulantes del barco Fu Yu Leng 999 fueron detenidos y luego sentenciados con prisión. A dieciséis de ellos se les dictaminó un año de prisión, mientras que los otros cuatro fueron sentenciados con tres años de privación de libertad. También se ordenó el pago de $6,1 millones a favor del Parque Nacional Galápagos (PNG) en este caso. (I)