Aproximadamente el 14% del coral en el mundo desapareció entre 2009 y 2018, a causa del exceso de pesca, de la contaminación y del cambio climático, según el informe publicado el martes por la Red Mundial de Vigilancia de los arrecifes coralinos (GCRMN).

“El estado de los arrecifes coralinos en 2020″ se basa en datos recogidos en 12.000 sitios en 73 países, y ofrece “el panorama científico más preciso al día de hoy sobre los daños que provoca el alza de temperaturas” en los océanos.

“Los arrecifes coralinos del mundo entero sufren un estrés permanente a causa del calentamiento causado por el cambio climático y otras presiones locales, como la sobrepesca, el desarrollo de las costas y una caída de la calidad del agua”, explicó el comunicado.

“Entre 2009 y 2018 el mundo perdió cerca del 14% del coral en sus arrecifes, lo que representa cerca de 11.700 km2, es decir, una cantidad más importante que todo el coral vivo en Australia”, precisó el comunicado.

“Aunque los arrecifes cubren menos del 1% del fondo oceánico, albergan al menos una cuarta parte del conjunto de la fauna y la flora marinas”, añade el texto, que destaca que representan “un hábitat crucial y una fuente de proteínas y de medicamentos” del que dependen “al menos 1.000 millones de personas en el planeta”.

El estudio de diez regiones coralinas demuestra que “los episodios de blanqueo a causa del alza de las temperaturas en la superficie marina han sido el principal factor de desaparición de los corales”, particularmente durante un episodio registrado en 1998.

“El cambio climático es la peor amenaza sobre los arrecifes mundiales, y tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos limitando lo más rápidamente posible las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero”, explica Paul Hardisty, director general del Instituto australiano de Ciencias Marinas, citado en el comunicado.

“Muchos arrecifes coralinos en el mundo siguen siendo resistentes y pueden reconstituirse si las condiciones lo permiten”, explica el comunicado. (I)