Para aportar en el cambio de la matriz energética del archipiélago, el fortalecimiento de la resiliencia climática de los medios de vida y la generación de mecanismos de sostenibilidad de estas las acciones, la Junta Directiva del Fondo Verde para el Clima (FVC) aprobó el financiamiento de 117,6 millones de dólares para el programa de acciones innovadoras contra los efectos del cambio climático, iniciativa que se implementará en los próximos 5 años.

Se tiene previsto generar 490.215 MW/h (megavatios por hora) e incorporar al sector financiero un flujo de créditos de más 15 millones de dólares para el financiamiento de actividades productivas sostenibles, lo que permitirá crear más de 250 empleos verdes en los sectores energía, agricultura, pesca y turismo, generando trabajo directo para más de 4872 personas y beneficiando con sistemas de agua a más de 1704 personas.

Actualización de límites de la Reserva Marina Hermandad se publicó en el Registro Oficial

Desde el punto de vista ambiental, el proyecto permitirá reducir aproximadamente 600 mil toneladas de CO2 proveniente del sector energético por los próximos 25 años; también promoverá la gestión sostenible de la tierra de más de 20.000 hectáreas de uso agrícola; la restauración de 138.000 km2 de ecosistemas marinos y 1.500 hectáreas de ecosistemas terrestres.

El programa será implementado por el Banco de Desarrollo de América Latina - CAF y ejecutado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), bajo la coordinación del Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica y el Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos (CGREG).

Publicidad

Gustavo Manrique, ministro de Ambiente, indicó que el proyecto implementará los enfoques de la transición ecológica en Galápagos, lo que significa acciones de restauración de ecosistemas y mejorar las condiciones de vida de la población galapagueña.

“La creación de la Reserva Hermandad y la obtención de este financiamiento son dos hitos relevantes que generarán una transformación en Galápagos hacia un modelo de desarrollo sostenible, bajo en emisiones y resiliente a los efectos del cambio climático”. afirmó.

En tanto, Sergio Díaz-Granados, presidente ejecutivo de CAF, señaló que es “imprescindible adoptar urgentes medidas para preservar los ecosistemas naturales. Desde la CAF, el compromiso con el ambiente está presente, para lo cual se ha establecido en su plan de trabajo corporativo, convertirse en el principal Banco verde y azul de América Latina y el Caribe, movilizando en los próximos cinco años $ 25.000 millones para fomentar el crecimiento verde en la región”.

Por su parte, el representante de la FAO en Ecuador, Agustín Zimmermann, mencionó que “abordar el cambio climático es una piedra angular del trabajo de la Organización, en el que se considera a la acción climática en el sector agroalimentario como un mecanismo clave para generar resiliencia a través de la transformación de los medios de subsistencia de la población, reduciendo la pobreza rural con medidas de mitigación y adaptación al cambio climático”.

Drones al rastreo de plagas que amenazan vida endémica de las islas Galápagos

El representante de WWF en Ecuador, Tarsicio Granizo, señaló que “los impactos del cambio climático en los frágiles ecosistemas de Galápagos son inevitables, pero su magnitud se puede reducir, siempre y cuando, se fortalezca la capacidad adaptativa, incorporando a diversos sectores bajo un enfoque integral y participativo. Esta es precisamente la visión de este programa, en el cual se promoverá la adopción de medidas de adaptación basadas en ecosistemas y el involucramiento activo de la sociedad a través de la educación y comunicación”. (I)