Una conexión en vivo entre la ciudad de Basilea, en Suiza, y Baden-Baden, en Alemania, con los diversos bosques de Ecuador que protege la Fundación Jocotoco es lo que se establece con el programa artístico transfronterizo Calls for Action (Llamadas a la Acción), del artista suizo-francés Julian Charrière.

De esa manera, combina arte en espacios públicos con conciencia ambiental, informó este domingo la fundación.

Explicó que, con una gran pantalla montada en la fachada de los almacenes Globus en la plaza del mercado de Basilea, esta obra de arte abre una ventana en tiempo real a la exuberante biodiversidad de los bosques nublados andinos occidentales en Ecuador, que albergan muchas especies, de flora y fauna, en peligro.

Publicidad

Para fomentar la comunicación e interacción, Charrière instaló una cabina telefónica donde los visitantes pueden escuchar el ecosistema del bosque, estableciendo un diálogo directo con la naturaleza.

Se instalaron una cámara en vivo y micrófonos omnidireccionales en el bosque para capturar sus sonidos, mientras que un pequeño altavoz amplifica el mensaje de los visitantes, explicó en un comunicado al anotar que, para evitar perturbar la vida silvestre, el sonido se ajusta por debajo de los niveles del habla humana para coincidir con el canto de los pájaros.

Calls for Action es una intervención tanto lúdica como crítica que muestra la importancia de la conexión emocional con la acción ambiental.

Publicidad

“Aunque los bosques lluviosos actúan como importantes sumideros de carbono y son hogar de vibrantes comunidades biodiversas, pocas personas en el norte global han tenido la ocasión de experimentarlos de primera mano”, señaló el artista.

Por ello, quería crear una oportunidad “para que el público pudiera involucrarse íntimamente con un ecosistema distante a Basilea y escuchara sus propias voces dentro de él”.

Publicidad

Además de desarrollar una conexión emocional con los bosques, los visitantes pueden unirse individualmente al esfuerzo de recaudación de fondos utilizando un código QR dentro de la cabina telefónica para ayudar al trabajo de Jocotoco en la protección de estas áreas críticas para la conservación de la vida silvestre amenazada.

Calls for Action es un “recordatorio de que nuestra presencia se siente incluso en lugares que imaginamos remotos. Todo está conectado y no hay lugar que no sienta las consecuencias de la acción o inacción humana”, comentó.

“Es un encuentro con esta realidad, pero también con la posibilidad de actuar con intención, unir nuestras voces y apoyar y regenerar lo que de otro modo se habría perdido silenciosamente”, aseveró.

Anotó que el arte “puede usarse como un medio para involucrarse activamente con problemas ambientales más allá de la experiencia cotidiana: detener la deforestación, la responsabilidad ecológica y la gestión sostenible de los bosques lluviosos”.

Publicidad

Calls for Action en Basilea se presenta a través del Proyecto de Arte Público de Globus, una iniciativa de los grandes almacenes suizos en colaboración con la Fondation Beyeler, que permanecerá en exhibición hasta el 6 de octubre de 2024.

En Baden-Baden, Calls for Action se une al Museo Frieder Burda, ofreciendo una experiencia inmersiva y participativa dentro de la galería.

La instalación está en exhibición como parte de la exposición del 20.º aniversario del museo I Feel the Earth Whisper junto con Bianca Bondi, Sam Falls y Ernesto Neto. Está en exhibición hasta el próximo 3 de noviembre.

Jocotoco apoya el innovador proyecto, pues “crea un puente entre el arte y la conservación, proporcionando una herramienta poderosa que motiva a las personas de todo el mundo a experimentar y, con suerte, a proteger los lugares salvajes del planeta”.

Calls for Action se desarrolla con el apoyo de Art into Acres, una iniciativa sin fines de lucro fundada por artistas, y el socio de conservación Re:Wild. (I)