La Luna no es el único satélite natural que tiene la Tierra. Según un descubrimiento de un grupo de astrónomos de la NASA, en el espacio hay una serie de ‘minilunas’ que orbitan nuestro planeta durante años, y siguen la misma trayectoria que la Luna.

Se trata de pequeños objetos espaciales, que pueden medir entre uno o varios metros de diámetro, y que entran a la órbita de la Tierra por un tiempo. El principal potencial de estas ‘minilunas’, de acuerdo a la NASA, es actuar como estaciones para misiones espaciales que requieran de más potencia para llegar más lejos.

Estudio sugiere que no se encontrará ningún cráter en el asteroide Dimorphos tras impacto del DART

La primera miniluna fue encontrada en el 2006, por astrónomos del Catalina Sky Survey en Arizona. El ‘2006 RH120′ vuelve a entrar en órbita cada 20 años.

Publicidad

Peldaños para viajes a Marte

Ya que son fáciles de alcanzar debido a su corta distancia de la Tierra, las ‘minilunas’ serían peldaños para viajes más largos, como al planeta Marte.

“Ir a Marte es un gran paso”, considera Paul Abell, científico jefe de exploración de cuerpos pequeños en NASA. “Hay muchas cosas que tienen que suceder, así que ¿por qué no observamos algunos de estos asteroides cercanos a la Tierra que se encuentran entre el sistema Tierra-Luna y Marte?”

Un asteroide del tamaño de un bus pasó rozando la Tierra, aún más cerca de lo que está la Luna, informó la NASA

Pero Marte se encuentra a más de 225 millones de kilómetros de la Tierra, y para que las naves espaciales no tengan que transportar desde la Tierra toda el agua y el combustible que necesitarán, se podrían convertir las ‘minilunas’ en estaciones de servicio espaciales.

Publicidad

Ilustración de una estación de combustible en una miniluna. Foto: Nicholas Forder

Esto funcionaría porque muchos asteroides cercanos a la Tierra son ricos en minerales y agua encerrados dentro de la roca. Según Abell, “si puedes acceder a esa agua y aprovecharla, de repente tendrás agua para beber, oxígeno para respirar y, lo que es más importante, combustible para cohetes”.

Sin embargo, estas misiones para aterrizar en las minilunas podrían ser más difíciles de lo que parece. De acuerdo a una investigación de Harvard, un proyecto que llevaría a astronautas a explorar el satélite Bennu duraría 7 años y costaría más de mil millones de dólares.

Publicidad

Concepción artística de la nave espacial OSIRIS-REx de la NASA que recolecta una muestra del asteroide Bennu. Foto: Universidad de Arizona/Centro de vuelos espaciales Goddard de la NASA

La búsqueda de más minilunas

En su exploración del espacio exterior, los astrónomos esperan seguir descubriendo más minilunas.

Es un objetivo secundario del Observatorio Vera C. Rubin, que se está construyendo en la cordillera de Los Andes, en Chile. Allí se albergará la cámara digital más grande del mundo, que a partir del 2025 tomará 700 fotografías cada noche durante 10 años para catalogar el sistema solar con un nivel de alta precisión de 6 terapíxeles.

¿Con qué frecuencia los asteroides chocan contra la Tierra?

Y en el 2027, el NEO Surveyor de la NASA escaneará el espacio cada dos semanas para detectar satélites y asteroides que entren en la órbita de la Tierra y puedan representar un peligro para el planeta. (I)