La semana pasada apareció en una playa de Seaside de Oregón, Estados Unidos, un pez de 45 kilos con forma ovalada y adornado con escamas plateadas y naranja coralino. Este exótico habitante de las profundidades, llamado opah o luna real, es “poco común en la costa de Oregón”, según el Acuario de Seaside, que fue alertado por los bañistas sobre la criatura marina arrastrada.

El opah puede llegar a medir más de 1,80 metros y pesar más de 200 kilos, y vive en mar abierto en aguas tropicales y templadas, donde se da un festín de krill y calamares.

A pesar de que el Acuario de Seaside calificara la aparición del animal de inusual, aseguró, sin embargo, que no es nuevo que se aventuren tan al norte a las aguas normalmente más frías del norte de Oregón.

Por su parte, Heidi Dewar, bióloga pesquera de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), dijo al Washington Post que normalmente no esperaría encontrar un luna real de 45 kilos en la costa de Oregón.

Intensa ola de calor: aumento de las temperaturas oceánicas

En las semanas previas al varamiento del luna real, el noroeste del Pacífico fue asado por una intensa ola de calor que mató a unos mil millones de organismos marinos, con almejas y mejillones que se cocinaron vivos dentro de sus conchas.

Los científicos afirman que el calor extremo habría sido “prácticamente imposible” sin el cambio climático y hay quienes sugieren que el aumento de las temperaturas oceánicas podría haber desempeñado un papel en el singular avistamiento. No obstante, no hay datos conclusivos que relacionen explícitamente el inusual suceso con la ola de calor o el cambio climático.

Por su parte, según el Acuario de Seaside, la aparición del pez causó “un gran revuelo” en la comunidad. La organización aseguró que congelará el animal hasta que comience el nuevo curso escolar para que “un afortunado grupo de estudiantes tenga la oportunidad de diseccionar este gran pez”.

A pesar de su llamativo aspecto, según el Washington Post, se sabe relativamente poco sobre la biología básica del opah, como su edad máxima. (I)