Recibimos el nuevo año con mucho optimismo de que la pandemia vaya llegando a su fin, poniendo todo el empeño en proyectos que no pudieron cumplirse, energía en cada labor que haremos y con la conciencia de cuidarnos y ser responsables con nuestro entorno.

También es un año de proponerse nuevas metas, en la salud, personales, familiares, laborales. Yo particularmente he decidido comer más equilibrado, sin necesidad de privarme de todo lo que ofrece la gastronomía, sino medir mejor la cantidad de grasas y productos que pueden afectarnos, combinar mejor las proteínas, carbohidratos, aumentar el porcentaje de vegetales y frutas, entre otras cosas.

Y más allá de que los años pasan, ahora debemos cuidar nuestro sistema inmunológico frente a los virus que están y que vendrán.

Así que para empezar con la promesa, empezaremos este año con una clásica ensalada, “la César”, que es una de los platos que más evoluciones ha tenido desde su receta original, pero así es la cocina, sin embargo, si logramos y conocemos la esencia, las nuevas formas, sabores, texturas e ingredientes, combinarán bastante bien.

Publicidad

Ingredientes:

· 2 paquetes de lechugas

· 1 cabeza de ajo asado

· 5 filetes de anchoas en aceite

· 2 cucharadas de alcaparras

Publicidad

· 1 cucharada de mostaza Dijon

· ½ cucharadita de salsa inglesa

· Jugo de limón al gusto

· 2 tazas de yogur natural sin azúcar

Publicidad

· 1 cucharada de miel de abeja

· Sal

· Pimienta negra en grano recién molida

· ½ taza de aceite de oliva

Publicidad

· Crotones de pan

· Queso parmesano

· 4 tallos de palmito

· 200 gramos de tocino

Elaboración:

· Machacar en un mortero los dientes de ajo con las anchoas y alcaparras hasta hacerlos un puré.

· Sazonar con salsa inglesa, mostaza, jugo de limón, miel de abeja y acete de oliva; remover bien.

· Agregar el yogur natural, sal y pimienta negra al gusto; remover bien y reservar.

· Picar el tocino y dorarlo a fuego lento en una sartén, retirarlo y conservar la manteca.

· En esa manteca dorar los palmitos cortados en rodajas o láminas.

· Trocear las lechugas a mano y sumergirlas en agua helada por 5 minutos.

· Escurrir bien y mezclar con la salsa hasta que toda quede adherida a las lechugas.

· Colocar en un plato la ensalada, agregar al final los crotones de pan, tocino crocante, queso parmesano y los palmitos dorados. (I)