La principal medida de protección para enfrentar el corronavirus es el correcto lavado de manos con jabón y, de no tener un lavabo cerca, se puede optar por soluciones como algún gel antibacterial con contenido de alcohol.

Los microbios que reposan en manos sucias se transfieren a objetos con los que estamos en contacto durante nuestro día a día. Pasamanos, teclados, mesas, celulares, torniquetes de buses o el volante del auto. Y los seres humanos se tocan con demasiada frecuencia los ojos, la nariz o la boca, casi sin darnos cuenta.

Aunque no hay estudios concluyentes, la principal medida aconsejada por los expertos para combatir el coronavirus es la higiene para evitar que haya transmisión de la enfermedad que por ahora se sabe se contagia de persona a persona. Igualmente, recomiendan la limpieza de superficies porque se desconoce cuánto tiempo puede el virus permanecer en las diversas superficies.

Publicidad

Derly Andrade Molina, especialista en genética molecular y microbiología, explica que una vez que el virus destruye las células del tracto respiratorio y principalmente a los pulmones, las vías respiratorias se llenan con un líquido dificultando la respiración.

Lavarnos las manos previene enfermedades respiratorias y la propagación de afecciones que ponen en riesgo nuestra salud.

El correcto aseo de manos debe realizarse con jabón antibacterial (de preferencia líquido) y aunque no haya un orden específico después de mojar nuestras manos y echarles jabón, la forma idónea es frotar dedo a dedo y entre ellos (20 segundos), debajo de las uñas, entre los nudillos, frotar las palmas y dorsos de ambas manos, respetando el tiempo de lavado que debe ser de 40 a 60 segundos.

Publicidad

Si se usa desinfectante para manos a base de alcohol, se debe verificar que el producto tenga una concentración de al menos 62% de alcohol y su limpieza debe durar mínimo 40 segundos.

Una vez lavadas las manos, hay que secarlas bien con toallitas desechables de papel o con un secador de aire caliente.

Publicidad

Es aconsejable lavarse las manos luego de tocar la basura, luego de usar el baño, antes y después de comer, después de estornudar o toser y tras viajar en transporte público.

(F)