La alcaldesa Cynthia Viteri reiteró este martes que en el país “no hay una política tangible en materia de seguridad”.

Durante un evento en la terminal terrestre de Pascuales, la alcaldesa se refirió a la crítica situación que vive la ciudad, aún con un estado de excepción vigente.

En las últimas horas, un automóvil y la fachada de una vivienda quedaron afectados tras la detonación de artefactos explosivos en Mi Lote, un plan municipal.

‘La alcaldesa de Guayaquil cree que todo el problema de seguridad se puede solucionar con camionetas (...). Acá trabajamos en territorio, no desde Miami’, dice el gobernador Pablo Arosemena

Según Viteri, estos hechos demuestran que la delincuencia requiere mano dura y acciones. “Lamento ver al presidente de la República bastante desorientado y con políticas difusas. Está caminando a ciegas y a tientas en un país plagado de violencia, donde a diario, en este momento, matan a alrededor de diez personas al día”, anotó.

Publicidad

Dijo además que en la ciudad y el país las mujeres no salen por miedo a ser violadas y luego asesinadas; y que la gente, mujeres y niños evitan recorrer las calles por miedo a ser asaltados.

Asimismo, reiteró que en materia de seguridad “no es cuestión de sentarse en mesas a hablar”. En ese sentido, dijo que se requiere de planes y ejecución. “Una mano dura contra la delincuencia y no mirar por la ventana cuando los carros estallan en un país que ya es mirado por otras naciones como un lugar peligroso”, indicó.

Un automóvil y la fachada de una vivienda quedaron afectados tras la detonación de artefactos explosivos en el noroeste de Guayaquil. Jorge Guzmán . Foto: El Universo

Viteri señaló que Guayaquil hace lo suyo con la dotación de recursos que sirvan de herramientas a la Policía Nacional. En varias ocasiones, la autoridad municipal ha enumerado que el cabildo entrega desde combustible hasta alojamiento a los uniformados que llegan a custodiar la ciudad.

Como paliativa, ineficiente y sin atacar el problema de fondo ven analistas la declaratoria de estado de excepción para combatir al narcotráfico y organizaciones criminales

“Guayaquil es una de las ciudades que han dado todo para apoyar a la Policía. Lo que no podemos es dirigirla, porque esa no es nuestra competencia; no podemos cuidar el espacio marítimo, porque no es nuestra competencia; no podemos dirigir operativos, porque no es nuestra competencia”, manifestó.

Publicidad

Criticó además que el estado de excepción se ejecute en dos parroquias (Ximena y Pascuales), cuando la problemática está en toda la ciudad y el país. “No está sucediendo nada concreto. Cada acción son como juegos pirotécnicos en los que se juega con bombas y balas”, dijo.

Esta no es la primera vez que Viteri es crítica frente a la política de seguridad de parte del Ejecutivo. El 27 de abril mantuvo un cruce de acusaciones con el gobernador de la provincia por las competencias en materia de seguridad. En ese momento, recalcó que el problema de la seguridad se resuelve en territorio, poniendo la plata, la policía y los recursos. (I)