La final de la Copa Libertadores en Guayaquil acarreará un mayor movimiento de aeronaves en la terminal José Joaquín de Olmedo en los días previos y durante este cotejo futbolero.

Un plan preliminar de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) contempla que el aeropuerto, situado en la avenida de las Américas, tendrá un incremento aproximado de 200 aeronaves en su operación regular.

En esa estimación se contemplan los vuelos chárter y privados que lleguen a la ciudad por esta final de clubes brasileños.

Publicidad

La final única se realizará en el estadio Monumental Banco Pichincha, en el oeste de la ciudad.

Cuartos en viviendas y departamentos con vista al río, entre las opciones reservadas por turistas brasileños para alojarse en Guayaquil por final de la Copa Libertadores

Guayaquil no cuenta con vuelos directos a ninguna ciudad brasileña; por eso, se prevé que para esos días vendrán vuelos fletados de pasajeros y aeronaves privadas más pequeñas con personalidades, ejecutivos y directivos.

La Aviación Civil aplicará un plan frente a este flujo importante de aviones que tendrá la ciudad. Este plan comenzará tres días antes del evento deportivo (26 de octubre) y terminará un día después (30 de octubre).

Como parte de este plan se ha planificado habilitar 176 puntos de parqueo de aeronaves adicionales a los que dispone el aeropuerto de Guayaquil. Estos puntos estarán en los aeropuertos de Manta, Salinas, Latacunga y Quito, así como en las plataformas de la Fuerza Aérea Ecuatoriana en el Puerto Principal.

Publicidad

Los principales hoteles de Guayaquil están prácticamente reservados para final de la Copa Libertadores

“El objetivo es mantener un flujo ordenado de aeronaves y el equilibrio entre la demanda de tránsito aéreo y la capacidad del sistema de Control de Tránsito Aéreo (ATC), así como evitar que los vuelos regulares y pasajeros ajenos al evento deportivo sufran demoras o inconvenientes en sus traslados”, indica la Aviación Civil.

Se ha determinado que el aterrizaje de aeronaves se realizará cada cinco minutos, con una distancia de quince millas entre cada una, con el objetivo de que la carga de trabajo de los ATC sea sostenible en el tiempo, evitar la fatiga del personal aeronáutico y mantener la seguridad de las operaciones aéreas.

En una segunda fase, tras el evento deportivo, en los aeropuertos nacionales que sirvieron como puntos de parqueo se aplicará el programa denominado GDP (Ground Delay Program), mediante el cual se asignan horarios de llegada (slots) al aeropuerto de Guayaquil para que, de forma ordenada, puedan recoger a los pasajeros e iniciar su vuelo internacional.

Entre $ 460 y $ 552 se espera que gaste diariamente cada visitante que llegue a Guayaquil por la final de Copa Libertadores

Según la DAC, esto permitirá que se realicen salidas secuenciales, ordenadas y con horario, para reducir al máximo posibles demoras.

Publicidad

Está previsto que durante la aplicación del Plan de Flujo de Tránsito Aéreo labore la plantilla completa de controladores de tránsito aéreo de Guayaquil, conformada por 40 ATC. Según la DGAC, todos han recibido cursos recurrentes en el simulador virtual de la Escuela Técnica de Aviación Civil (ETAC), en los que se capacitan para enfrentar situaciones extremas en su labor diaria, como es el incremento del flujo de tránsito aéreo.

El Municipio de Guayaquil ha estimado que la Copa Libertadores atraerá unos 50.000 turistas, que dejarán unos $ 50 millones por los gastos que hagan durante su estadía.

El sector hotelero ya tiene reservada casi la totalidad de su capacidad. Por ello, las reservas en alojamientos temporales se han activado. (I)