Diez digitadores y cinco vacunadores están sentados en seis mesas en la explanada del Vacunatorio Mucho Lote 1, en el norte. Hay vacunas, hay insumos y el personal listo, sin embargo, cada vez llegan menos personas a aplicarse el refuerzo del COVID-19, que ahora reporta un incremento de casos en Guayaquil.

En Guayaquil se mantendrá el uso de la mascarilla ante aumento ‘sustancial’ de contagios de COVID-19; la semana pasada se había derogado ordenanza, pero alcaldesa la objetó

La Mesa Técnica de Salud del COE cantonal informó sobre un aumento de casos positivos de COVID-19 en los últimos días. El epidemiólogo Carlos Farhat, director de la Mesa Técnica de Salud, explicó que en la última semana epidemiológica, número 26, se registra un promedio de 135 infectados comprobados por día.

Dijo que uno de los motivos principales de los contagios es el descuido de las normas de bioseguridad como el uso de la mascarilla y otro es la falta de refuerzo de la vacunación COVID-19, ya que la inmunidad baja con el pasar de los meses.

Pero ¿cuáles son los motivos por los que menos guayaquileños han continuado con este refuerzo? Médicos locales creen que es la falta de conocimiento porque hay información falsa que genera temor, estragos posvacunas y porque ya tienen baja percepción de riesgos en torno al virus.

Publicidad

En un recorrido que hizo este Diario afuera de centros médicos y vacunatorios, ciudadanos indicaron que temen por los estragos posvacunación.

Al centro de salud N.1 ubicado en las calles Julián Coronel llegaron pocas personas a inmunizarse la mañana de este martes 5 de julio.. Foto: José Beltrán/El Universo Foto: El Universo

Julia Maldonado, residente de Los Vergeles, comentó que en su segunda dosis no sintió ninguna molestia, pero en la tercera tuvo dolor de brazo dos días, además algunos momentos de palpitaciones.

“Yo ya no me quería vacunar porque me dolió mucho después. Pero ahora que vi este nuevo aumento ya mis hijos me convencieron”, comentó la mujer, quien llegó al vacunatorio del norte de la urbe.

Daniel, guayaquileño de 27 años, comentó que él es provacuna, que viajó a Estados Unidos a vacunarse cuando acá no le tocaba por edad, pero que prefiere quedarse con las tres dosis, es decir primera, segunda y el refuerzo, ya que tuvo muchos estragos en la última aplicación.

Publicidad

“Me sentí mal, con mucho malestar, y me dieron unas palpitaciones, como emociones de la nada, sentía mi corazón acelerado y era en cualquier momento, jamás me había dado esto y me asusté, por eso prefiero ya no vacunarme”, comentó.

Personal del Municipio de Guayaquil informó que en el vacunatorio en Mucho Lote 1 se vacunaban hasta 5 mil diarias y ahora apenas llegan a 100. Foto: José Beltrán/El Universo Foto: El Universo

Hernán Jaramillo, quien acudió a un centro médico del noroeste, contó que no se ha vacunado con el refuerzo porque pensó que la pandemia terminó.

Él explicó que cree en la medicina natural y prefiere evitar la vacuna, además ha visto información en internet sobre las vacunas.

Liliana Martínez, residente de Bastión Popular, comentó que no se imaginó otro repunte de casos, por eso solo se puso una dosis.

Publicidad

“Ya me vacuné tarde, cuando ya vi que no había casos, sí me descuidé. Ahora en mi trabajo nuevamente están pidiendo el carné actualizado y ya por eso me vine a vacunar”, contó.

El doctor Harold Vinueza, director distrital 09D04 del Ministerio de Salud (MSP), expresó que hay temor en la ciudadanía por el refuerzo, algunos se dejan llevar por rumores, pero que deben informarse y ver la realidad de que por la aplicación de las vacunas las UCI ya no están ocupadas como al inicio de la pandemia.

Miguel Morla, subdirector técnico del Municipio, explicó que la vacunación de tercera y cuarta dosis es muy baja; en la cuarta dosis es menos del 30 %, según los registros de atención en los centros municipales.

En el centro de salud del MSP, ubicado en la Julián Coronel, llegaron mujeres por vacunación infantil y COVID-19 . Foto: José Beltrán/El Universo Foto: El Universo

“Vemos los vacunatorios vacíos, que las personas ya no les interesa inocularse porque no ven que alguien ingresa a la UCI, no sienten esa necesidad de estar protegidos, creen que como es una gripe, ya les pasará, pero no se dan cuenta de que hay cepas y nuevas mutaciones, podría haber una cepa con más afectación”, manifestó el doctor.

Los médicos pidieron a la ciudadanía que continúen con la inmunización necesaria para evitar nuevos casos de COVID-19 positivo, ya que algunas personas vulnerables pueden verse afectadas. (I)