El Municipio de Guayaquil informó este domingo que María José Félix, directora de Cultura, fue removida de su cargo por el manejo del proyecto Letras Vivas, que consiste en el pintado de 50 paredes con frases de la literatura guayaquileña.

Asimismo, la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, dispuso “mejorar el enfoque” de este proyecto municipal y resaltar la idea original.

“Lastimosamente este proyecto dejó de lado un componente importante: los autores”, expuso el Municipio en un comunicado.

Varias escritoras cuyas frases iban a ser plasmadas en paredes, como parte de este proyecto, expresaron su malestar pues no recibieron retribución económica por la propiedad intelectual.

Publicidad

El costo de esta obra municipal asciende a 389.350 dólares, más el IVA. El contrato fue firmado en diciembre del 2020 bajo régimen especial.

Pero en los rubros asignados dentro del contrato no estaba estipulado el pago a los autores de las frases.

María José Félix justificó la no retribución económica a los escritores por el uso de sus textos, basándose en el artículo 212 del Código Ingenios (Norma de Propiedad Intelectual en Ecuador).

‘Letras vivas’ el proyecto muralístico que traslada la literatura a las paredes de Guayaquil

El Municipio de Guayaquil indicó este domingo que se reconocerá económicamente a los autores que forman parte de este proyecto y recalcó que se implementarán mejoras.

“Hasta la designación del nuevo representante de esta área, se ha dispuesto la implementación inmediata de mejoras en el programa”, refirió el cabildo porteño.

Obras en zona de murales

Publicidad

Aunque le interesó analizar la frase plasmada en un mural de su barrio, Rosa Andrade, habitante de Mucho Lote 1, sector del norte de Guayaquil, pidió al Municipio reparar las calles con baches en la zona de Villa España 1.

“Llevo en los brazos mi propia pena como a un niño dormido. Y la aprieto para nunca olvidarla, sin dejar que mi fuego la convierta en ceniza”, se leía en la pared de una cancha del cabildo.

La frase consta en el poema Lluvia, de Aurora Estrada.

El cabildo, dentro de un programa de impulso cultural, plasma pensamientos de la literatura guayaquileña. (I)