La llegada de productos a la Terminal de Transferencia de Víveres de Montebello se sigue regularizando en el inicio de esta tercera semana de protestas a nivel nacional. En medio de esto, la Comisaría realiza controles de precios dos veces al día en ese mercado.

Segundo Caicedo, administrador encargado del mercado de Montebello, sostuvo que desde el sábado han llegado más camiones de víveres procedentes de la Sierra y hasta de Perú.

El funcionario calculó que actualmente están con el 80 % de los productos y aunque aseguró que poco a poco los precios se han regulado admite que hay otros que siguen con un alto precio.

Así, por ejemplo, el sábado llegó finalmente brócoli, producto que desde hace más de una semana no había en el centro de abastos. Caicedo dijo que aunque estaba bastante caro, $ 2,5 cada brócoli, el producto se acabó en pocos minutos. Antes costaban $ 0, 40 o $ 0,50 cada uno.

Publicidad

Lo mismo pasó con los huevos que llegaron también están con un alto precio. Antes costaba $ 3,70 cada cubeta de 30 unidades y se vendió este fin de semana cada cubeta hasta en $ 7.

Los clientes dicen que por más que modifiquen el menú hay productos como los huevos que no se puede dejar de consumir. Simón Moyano, quien tiene un local donde vende desayunos, compró dos cubetas el fin de semana y espera que en los próximos días el precio baje.

Además, aclaró, que está dispuesto a asumir el gasto extra y no va a subir el precio de sus platos para no perder la clientela que ya tiene.

Este fin de semana también llegó apio y perejil al mercado de abastos de Guayaquil. El perejil se vende a un dólar el atado, antes costaba unos $ 0,25. Pese a estos ejemplos, hay otros productos que ya se están regulando, según el administrador.

Publicidad

La papa pasó de $ 50 el saco a $ 35 esta semana, pero hace 15 días costaba $ 25.

La zanahoria pasó de $ 70 la semana pasada a $ 50 el quintal este fin de semana.

Cada caja de tomate pasó de $ 50 a $ 30, según Caicedo.

Él sostiene que el precio del limón también bajó de $ 50 a $ 25 cada caja. Pese a esta baja aparente en los otros mercados sigue elevados los precios.

Publicidad

Así están los precios de productos en la Terminal de Transferencia de Víveres, conocida como Mercado de Montebello. Foto: Diana González

En Sauces 9 y en La Caraguay se vende a $ 1,50 cada libra de tomate. En esos centros de abastos la zanahoria y la remolacha cuestan $ 1 cada libra, tres vences más de lo que costaba hace 15 días en los mercados.

Pedro Lozano acudió este lunes a comprar con su esposa a La Caraguay y contó que llevaba $ 20 para comprar legumbres para toda la semana, pero mostraba decepcionado que logró adquirir solo la mitad de lo que normalmente se lleva a casa. Él pide más controles.

¿Qué dicen los mayoristas?

Los mayoristas del mercado de Montebello piden también que den más controles, pero a los camiones que llegan con el producto, pues estarían cobrando un precio elevado por los víveres.

Por ejemplo, Margarita Ponce, explicó que este lunes compró cada saco de papas a 35 dólares (antes costaba $ 25) a los camiones que llegaron de la Sierra y lo vendía 37, sin embargo, llegó la comisaria Katlen Genovés y pidió bajar el precio a $ 35 para la venta.

Publicidad

La comerciante aseveró que debe pagar a quien baja los sacos del camión y a quien vende con ella en su puesto y no solo, no estaría ganando nada, sino que está en pérdida con el precio impuesto por la Intendencia.

Mariana Quishpe, otra mayorista de Montebello, también explicó que que cada saco de 120 libras de zanahoria llegó este lunes a $ 45. Antes ese saco costaba $ 25.

Quishpe sostuvo que los camiones se han demorado de 27 horas en llegar a Montebello desde Tulcán y, según ella, el flete de un camión está cobrando hasta $ 4.000 a los productores. (I)