Carlos Plaza y Raquel Mendoza contrajeron matrimonio a mediados del año anterior y por ahora conviven en la casa de los padres de ella, en Guayaquil. Ambos se han puesto de acuerdo para ahorrar dinero suficiente que les permita contribuir en el pago de una entrada para una vivienda.

Entre sus opciones, ellos barajan la posibilidad de acceder a una vivienda en los proyectos en curso en zonas de desarrollo de Guayaquil y en La Aurora, en el cantón vecino Daule.

Cada tres semanas se levantará un piso para dar forma al primer rascacielos de Guayaquil: así se construye Maxximus

“Nos gusta la calma del sector, que ya no hay tanto ruido como la ciudad, eso nos llama la atención, además que están en un entorno cerrado”, dijo Plaza, quien tiene a La Aurora como una de sus alternativas a elegir.

Publicidad

En los recientes años, a lo largo de la avenida León Febres-Cordero, en La Aurora, se han asentado proyectos urbanísticos de Villa Club, La Rioja, La Joya, Laguna Club, Villa Italia y otros que siguen en marcha.

En el censo del 2010, en La Aurora se contabilizaron 25.815 habitantes, mientras en el 2022 subió un 345,7 % al alcanzar los 115.060 habitantes.

En ese sentido, el cabildo estima –de acuerdo a datos de promotores– que se da un crecimiento de 3.000 viviendas por año solo en La Aurora, considerada una de las zonas de mayor crecimiento en Ecuador.

Publicidad

Sobre ello, el alcalde del cantón, Wilson Cañizares, sostuvo que las cifras de población podrían ser mayores a los recabadas en el censo, puesto que hay habitantes que desconocen que La Aurora pertenece a Daule o que están dentro de la jurisdicción de ese cantón. “Creo que nos hemos quedado cortos”, refirió.

Para los registros municipales, en la parroquia La Aurora hay unos 45.000 predios inscritos en el catastro y, con base en esa cifra, el cabildo proyecta una población de 180.000 habitantes, tomando en consideración un cálculo de cuatro habitantes por vivienda.

Publicidad

Promotores resaltan opciones de la zona

Juan Carlos Martínez, gerente comercial de La Rioja y Gran Vittoria, expuso que esta zona de La Aurora mantiene un notable crecimiento que la vuelve atractiva para compradores, principalmente por mantenerse cercana a Guayaquil, a pesar de que es otro cantón.

A menos de cinco o diez minutos ya se puede situar en el norte de Guayaquil a través de Pascuales y la autopista Narcisa de Jesús, destacó.

“Es notable el crecimiento y desarrollo positivo que ha tenido la zona, se ha vuelto una zona muy completa. Lo principal (que lo hace atractivo) que sigue manteniéndose muy cercana a Guayaquil, puesto que muchos trabajan en Guayaquil y tienen necesidades por las que ir a Guayaquil”, explicó.

Él apuntó que el tema de seguridad también motiva a que los compradores acudan a esa zona. En ese sentido, dijo que el desarrollo de urbanizaciones con guardianía las 24 horas del día y con cerramientos se convierte en un valor agregado a la hora de elegir cambiarse a esa zona.

Publicidad

Por su parte, Paúl Mantilla, gerente comercial de Toscana, ubicado en Villa Italia, expuso que el desarrollo comercial en Daule también ha volcado la mirada de más ciudadanos para que se muden hacia esa zona, puesto que hay mayor accesibilidad a estos sitios en cortos tiempos, de cinco a diez minutos en auto.

En villa modelo de La Rioja, Juan Carlos Martínez, gerente comercial de esa urbanización, expuso que la zona se vuelve atractiva por la cercanía en tiempo con la ciudad de Guayaquil, donde aún los usuarios mantienen actividades laborales. Foto: Francisco Verni Peralta

“Ya no es que vives en una urbanización lejos de la ciudad, sino que esto se convierte en otra ciudad, obviamente de la mano de estar más seguros en las urbanizaciones”, comentó.

En esa zona, él destacó que el perfil del comprador suele ser de parejas jóvenes, con hijos pequeños, que buscan dar seguridad a los menores para que puedan desarrollarse y cumplir actividades recreativas, ya que en Guayaquil, en muchos casos, temen dejarlos salir solos a espacios abiertos.

Actualmente las labores de nivelación de suelo, relleno de espacio y construcción sigue en varias urbanizaciones. Por ejemplo, en La Rioja, Gran Vittoria, Villa Italia tienen terrenos donde avanzan más etapas en construcción y otras áreas donde se dan estudios.

La Rioja se compone de diez etapas, de las cuales nueve son habitacionales y una décima con proyección comercial. De las diez, siete están en comercialización, seis ya están construidas, de una séptima se colocó la primera piedra para avanzar en su construcción y otras dos se encuentran en etapa de estudios y diseños.

Algunos proyectos en marcha

Actualmente, La Rioja sigue su ampliación con la etapa Salamanca, que tendrá 337 viviendas y se conecta directamente con el vial 10 que conduce hacia la zona de La Joya, sin necesidad de salir a la avenida principal.

En su construcción se implementan mejoras en diseños de casas, espacios de áreas verdes y además es la primera que se puede escoger el tipo de fachadas entre tres opciones, contó el gerente comercial Martínez.

¿Es más costoso vivir en la zona de La Aurora? Vecinos de urbanizaciones tienen inquietudes por altos costos de servicio de energía

Otro proyecto en marcha se observa en la vía a Salitre en la urbanización Gran Vittoria. Ahí se levanta la etapa Julieta, la quinta de diez etapas proyectadas, y que contará con 394 viviendas.

Se espera que el próximo mes se continúe la obra en labores de infraestructura y avanzar en construcción para la entrega de casas desde el siguiente año.

En el proyecto Toscana, que es la etapa cuarta de nueve etapas proyectadas en Villa Italia, se contará con 303 viviendas. Esta etapa está en ejecución, en la última fase de construcción con levantamiento de garita, cerramientos y área social.

Para las siguientes semanas se espera levantar las primeras viviendas que se entregarán desde el primer trimestre del siguiente año. En el resto de etapas se ha manejado un promedio parecido de unidades habitacionales.

En Toscana, ubicada en Villa Italia, se trabaja en la construcción de área social y luego seguirá el levantamiento de viviendas. Foto: Francisco Verni Peralta

Mantilla destacó que en el caso de las nuevas viviendas de Toscana, en Villa Italia, cuentan con certificaciones EDGE de construcción sostenible que permiten un ahorro en energía eléctrica y de consumo de agua potable por sus diseños, que motivan un menor uso de energía y además de líquido vital.

En esta etapa en desarrollo, por ejemplo, el club cuenta con un cancha sintética de fútbol, otra de multiuso, además espacios de mascotas, áreas para gimnasio, espacios de eventos que incluyen sala de coworking.

Este último espacio se instaló de acuerdo a las nuevas tendencias, en algunos casos a los ciudadanos les toca gestionar sus labores desde sus hogares. “Tienen un área para conectarse a internet, reunirse”, dijo.

En la zona de La Aurora también en varios puntos a la par sigue el desarrollo de plazas comerciales. Recientemente, varios espacios se han abierto en la av. León Febres-Cordero, así como en viales de La Joya, Villa Club y la vía a Salitre.

En días pasados, el proyecto Plaza Parque Town Center se presentó en el km 12,5 de la avenida León Febres-Cordero. Este plan se construirá por fases e integrará servicios educativos, salud y comerciales con la puesta de áreas para locales gastronómicos, negocios y zonas de oficinas.

A su vez, frente al crecimiento urbanístico, el cabildo ha ejecutado la construcción de varios viales para ofrecer alternativas a la vía principal, la avenida León Febres-Cordero, que suele soportar intenso tráfico vehicular de autos livianos y transporte pesado que se mueve del interior del país hacia la zona portuaria. (I)