La situación epidemiológica sigue marcada por la disminución de los indicadores monitoreados por los epidemiólogos del cabildo local, de acuerdo con el informe 36 de la mesa de salud adscrita al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal.

Carlos Farhat, coordinador de Salud del cabildo, señaló que el martes y domingo pasados hubo tres fallecimientos a causa del virus y el resto de la semana se registró un caso por día. Con esas cifras se mantiene una estabilidad de 1,5 decesos cada 24 horas en promedio. “Claramente es visible la tendencia a la disminución, la epidemia la tenemos contenida, frenada, no podemos decir que el problema pasó, tenemos que seguirnos cuidando”, dijo el epidemiólogo.

Mientras tanto, la ocupación de camas UCI en las dos últimas semanas pasó del 53 % al 8 % en promedio en toda la red de salud, tanto a nivel público como privado. Incluso algunos sanatorios, como el Luis Vernaza, ya no tienen ingresos en esa área destinada a pacientes con cuadros graves, indicó. “Están redistribuyendo sus áreas para poder atender a pacientes con otras patologías que necesitan atención, eso es bastante bueno”, agregó Farhat.

A nivel general, la ocupación en el área de hospitalización por pacientes COVID-19 es del 9 % a nivel público y privado. En cuanto a los casos confirmados se evidencia un descenso leve de 0,4 a 0,3 por cada 10.000 habitantes.

Publicidad

Por su parte, Carlos Salvador, principal del área de Salud del cabildo, mencionó que el aumento de personas vacunadas ha ido en concordancia con la disminución de casos COVID-19 en la urbe.

Agregó que a partir de esta semana solo tres de los siete vacunatorios municipales (Mucho Lote, terminal 25 de Julio y estadio Modelo) quedarán abiertos para continuar con el proceso de inmunización de la población. Adicionalmente, cuatro brigadas del cabildo recorren sectores con mayor ocurrencia de contagios.

Durante las últimas 22 semanas se ha vacunado a 712.812 habitantes en la urbe en los siete puntos de inmunización municipales y con las brigadas de galenos que recorren sectores estratégicos. Según Salvador, el 72% de la población objetiva ya ha sido vacunadas en la urbe.

Desde el pasado 27 de agosto y por la baja en los indicadores de incidencia del COVID-19, Guayaquil se encuentra en el nivel de alerta 1. Entre otras regulaciones se mantiene la prohibición del consumo de bebidas alcohólicas y de moderación en la vía pública. Su venta en licoreras, depósitos, minimarkets, gasolineras y locales autorizados de distribución es hasta las 02:00.

En los establecimientos turísticos y no turísticos (bares, restobares, hoteles, salones de eventos, centros de convenciones, centros de tolerancia), el aforo es del 75 %.

En los establecimientos no turísticos, la atención es de lunes a sábado en horario de 14:00 a 02:00. Los locales turísticos operan de lunes a jueves, desde las 14:00 hasta las 23:59; mientras que viernes y sábado lo hacen en horario de 14:00 a 03:00.

Pese a la tendencia a la baja en los contagios y muertes por el virus, los doctores recomiendan a la población mantener las medidas biosanitarias como el distanciamiento, uso de mascarilla y otras. (I)