La tos se volvió parte de los días de Santiago en su oficina, en el norte de Guayaquil. Allí, otras dos personas también estaban con síntomas similares: tos, congestión, estornudos..., aunque aparentemente nada de peligro.

Eso hasta que llegó un cuarto contagiado que sí necesitó hospitalización, ya que el resfrío fue diagnosticado como un COVID-19 que se complicó por su problema de presión arterial.

Luego de unos exámenes se percataron de que todos habían tenido coronavirus; en unos fue con mayor sintomatología y en otros casos casi nula. En esta época del año, más casos respiratorios aquejan a los guayaquileños debido al cambio de clima, explican los médicos.

Publicidad

500.000 dosis de vacunas bivalentes contra el coronavirus llegarán a Ecuador a finales de año

El Ministerio de Salud Pública (MSP) registra en su plataforma 66.000 atenciones en consulta externa por infecciones respiratorias agudas en Guayaquil. En la Zona 8, que incluye a este cantón junto con Durán y Samborondón, se contabilizan 78.000 atenciones en lo que va del año a causa de estas complicaciones del sistema respiratorio.

Orlando Pin, especialista en Salud Pública y quien tiene una clínica en el noroeste, explicó que en estas semanas se registra un aumento de estas molestias respiratorias y que, según las pruebas de hisopado que se les ha realizado a sus pacientes, en su mayoría son por COVID-19, así como por la influenza A y B.

Publicidad

Él explicó que hay pacientes que llegan con molestias leves; sin embargo, hay otros cuyos síntomas son como los que se vivieron durante la pandemia del COVID-19.

Publicidad

Pin comentó que esto se debe a que el sistema inmunológico de los ciudadanos que se enfermaron en la pandemia quedó muy débil.

Virus sincitial, entre las afecciones respiratorias que aparecen por las lluvias en Quito

“Son algunas cepas de virus. Entonces, hemos podido notar que en un mes está con COVID-19; luego se está curando de esa infección; pero, como su sistema inmune aún está débil, se vuelve a enfermar por algún otro virus o bacteria”, explicó el especialista.

Personal de salud en los centros médicos realiza varias campañas de prevención de estas enfermedades antes del fenómeno de El Niño.

Adicionalmente a esto, el MSP también espera aplicar 500.000 dosis de vacunas bivalentes para evitar el COVID-19 y que se adelante la vacunación de la influenza para evitar que nuevos pacientes se sumen a esta lista. (I)