La Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil (Emapag-EP) informó que dispuso a la operadora Interagua la colocación de peróxido férrico en las rutas de concentración del sistema de tratamiento de aguas residuales en el norte de Guayaquil con la finalidad de lograr una mayor mitigación en las Lagunas de Oxidación Samanes-Guayacanes.

Esta intervención es parte del plan de remediación de olores de Interagua, que se ejecuta como parte de los trabajos de mantenimiento.

Vecinos de zonas aledañas se han quejado de los olores que se desprenden de esas lagunas.

Los ciudadanos que más denunciaban este problema son residentes de zonas cercanas, como el Limonal, Guayacanes y Samanes, así como vecinos de las ciudadelas y urbanizaciones que circulan por la autopista Narcisa de Jesús.

Publicidad

Malos olores causan otra vez molestias en vecinos de planta de tratamiento en la autopista Narcisa de Jesús, en el norte de Guayaquil

“Con una cantidad adicional en la ruta se reducirán los olores, que desde el lunes, por ejemplo, no existen”, explicó el gerente de Emapag-EP, Fidel Valdivieso, durante una inspección para verificar el cumplimiento de parámetros técnicos y ambientales en el funcionamiento de la planta Samanes-Guayacanes.

Personal especializado de ambas instituciones realizó diversos recorridos días atrás en esa planta para precisar detalles de este trabajo, que va a beneficiar a la comunidad.

Bajo la supervisión de Emapag-EP, la concesionaria también trabaja en la implementación de una barrera de gas.

Con la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Los Merinos, que se inicia este año, los olores se mitigarán al máximo y se garantizarán modernos procesos de tratamiento y buenas prácticas ambientales que beneficiarán a un millón y medio de habitantes del noreste de la ciudad, según la entidad. (I)