El susto que vivió Denisse Pilay días atrás la motivó a buscar un mecanismo que la mantenga conectada con la Policía a diario. Ella detectó a un cliente que tenía una actitud sospechosa dentro de su negocio de venta de desayunos y almuerzos, en la avenida Nicasio Safadi, en la ciudadela Atarazana.

“Me asusté: pensé que me iba a asaltar. Era una persona que llegó, pidió, pero empezó a mirar todo el sitio. Tenía menos de dos semanas de haberme instalado con el restaurante. Tuve miedo”, aseguró.

Ese día salió hasta el portal del restaurante y vio a un patrullero que estaba haciendo rondas por el lugar. “Le hicimos señas para que nos pudieran auxiliar, y desde allí activamos el botón de pánico, que fue simplemente un comando de marcación rápida dentro del teléfono”, contó Pilay.

Cómo activar el botón de seguridad de la Policía Nacional para denuncias

En la Zona 8, que comprende Guayaquil, Durán y Samborondón, se habilitaron 22.338 nuevos botones entre enero y junio de este año. En esa cifra, además de negocios, se incluyen grupos barriales y ciudadanos comunes que han solicitado tener el servicio.

Publicidad

En comparación con el mismo periodo de 2021, los botones solicitados crecieron en un 3 %. En los seis primeros meses del año pasado, la Policía registraba 21.517. En total, en la Zona 8 están ingresados 710.256.

Los distritos con mayor cantidad de activaciones de este servicio gratuito son Sur, Florida y Prosperina. El incremento de botones en estas zonas es de dos a tres dígitos. Solo en el distrito Sur, tomando en cuenta los seis primeros meses de cada año, se pasó de 639 en 2021 a 1.435 en 2022. Esto quiere decir que es más del doble si se compara con el año anterior.

Prosperina, que agrupa a barrios del noroeste de Guayaquil, pasó de 250 a 1.363 botones habilitados en los primeros seis meses de este año. De hecho, este distrito es considerado uno de los más violentos, ya que ha registrado en los últimos meses asesinatos, artefactos explosivos, asaltos, robos de vehículos, secuestros extorsivos.

Telmo Calle habilitó el botón de seguridad hace tres años y aún lo mantiene. Él tiene un local de venta de muebles y armarios en Rumichaca y Alcedo, centro de la ciudad. Hace dos semanas —indicó— un par de agentes se acercó a los negocios ubicados a lo largo de Rumichaca para actualizar los datos y motivar a otros comerciantes a habilitar el botón.

Publicidad

A menos UPC, más delitos; hay déficit de 96 en la Zona 8

“La Policía tenía mis datos antiguos, cuando tenía el local en otro lugar. Me tomaron los nuevos datos, y ya ahora digamos que con esto me siento un poco más seguro para abrir mi negocio”, dijo.

A Calle le habían indicado los uniformados que era necesario que tenga todo actualizado con la Policía Comunitaria para, de ser el caso que presione el comando, los recursos lleguen a la dirección exacta.

De hecho, por no realizar esta actualización, al dueño de un bar en la zona de Gómez Rendón y en la Alborada la llamada de alerta no le funcionó. “Dejé de creer en ese botón, porque cuando llamé no llegó nunca la policía, y me robaron todo en mi local”, dijo uno de los propietarios.

Robinson Sánchez, coordinador de la Policía Comunitaria de la Zona 8, exhortó a los propietarios de negocios o en los barrios a que indiquen a cualquier agente que trabaje en el sector para que se les actualicen la ubicación y los números, de ser el caso.

Publicidad

¿Cómo funciona y cómo se activa?

Como "Tía Poli" se guarda el comando de marcación rápida. Foto: José Beltrán/ El Universo Foto: El Universo

Para activarlo, debe acercarse a la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de su barrio a solicitar este servicio gratuito. Los agentes proceden a ingresar los datos del ciudadano al sistema y a tomar la información necesaria para el registro. Por ejemplo, en el caso de barrios, se puede presentar una solicitud por parte de la comunidad.

Luego de que se toman los datos, el agente policial o la persona encargada del registro solicita a la persona que va a activar el botón que ingrese el contacto “Tía Poli”, que la llevará al comando 135, que es de marcación directa.

En el caso de darse un inconveniente y que el ciudadano desee activar el botón, este no requiere de saldo.

Al marcar el botón, la Policía toma la alerta, coordina con los agentes que operan dentro de la jurisdicción y se envía al personal de auxilio para atender la emergencia. El periodo de respuesta es de máximo cinco minutos. (I)