La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, insistió en que no se planea la subida del pasaje de buses urbanos en la ciudad ante el pedido de los transportistas de la revisión de la tarifa actual, que es fijada por el cabildo porteño.

“El problema lo ocasionó la subida de los combustibles, lo cual no fue hecho por los gobiernos locales, sino por el Gobierno nacional. La respuesta que dieron inmediata es que los gobiernos locales pasen esa decisión al bolsillo de la gente, que no tiene qué comer”, declaró Viteri, este martes 23, durante un evento.

Desde el 9 de noviembre pasado, el 50 % de la flota de buses urbanos se mantiene fuera de operaciones y se ubica a los costados de varias avenidas principales, como la Barcelona, Orellana y 25 de Julio, hasta que las autoridades concreten una solución a los pedidos de los choferes.

“La respuesta la deben buscar en la génesis de su problema; no deben ocasionar el apocalipsis en el bolsillo de la gente. La génesis de su problema es la subida de los combustibles; el apocalipsis es que se lo pases al bolsillo de la gente, que no tiene plata, ni trabajo, ni qué comer y que está desesperada”, reiteró Viteri y aclaró que las entidades municipales siguen abiertas al diálogo con el gremio.

Publicidad

Recordó que desde hace casi tres años operan 50 buses que cobran una tarifa distinta de $ 0,35 al implementar varias mejoras, como la instalación de aire acondicionado. Esa alternativa planteó para el gremio.

El gremio de choferes reiteró que la demanda de usuarios es del 55 % en comparación con el periodo previo a la pandemia, y así se vuelve insostenible mantener los costos operativos y peor aún pagar deudas con el sector financiero por la renovación de unidades.

Christian Sarmiento, presidente de la Federación de Transportistas del Guayas, pidió que sean atendidos por la alcaldesa para tratar el tema de la revisión. Indicó que por 18 años llevan tratando de establecer una tarifa técnica que refleje, en función de los presupuestos de mantenimiento, repuestos, consumo de combustible, registro, revisión técnica vehicular y otros rubros, el valor que realmente deben tener las tarifas del transporte urbano.

“No entendemos el trato discriminatorio para con los transportistas urbanos tradicionales. Paola Carvajal (principal de la ATM), que tiene todos los insumos de gastos de nuestra flota, desde el mes de marzo del 2021, nos niega un estudio técnico...”, dijo el dirigente de los transportistas urbanos.

Viteri dijo que las unidades de Metrovía y furgonetas de transporte escolar escolares suplen la falta de circulación de unidades de servicio urbano. “El real retiro o falta de circulación de los 2.700 buses es del 25 %, no del 50 %”, aseveró.

Ante la continuidad de la medida de los transportistas, usuarios deben aguardar más tiempo de espera o salir más temprano de sus hogares para dirigirse hacia sus destinos en las unidades de transporte público que circulan en las vías de Guayaquil. (I)