La Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Emapag) de Guayaquil adjudicó la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales Los Merinos, que incluye la estación de bombeo Progreso, a la firma Acciona Agua S. A.

Según la alcaldesa Cynthia Viteri, el acuerdo contractual se firmará el próximo 9 de octubre, para el inicio de las labores de construcción que se extenderán por 42 meses en los predios donde actualmente operan las lagunas de oxidación en la autopista Narcisa de Jesús, a la altura de Samanes.

Este proyecto prevé beneficiar a un millón y medio de habitantes del norte de la urbe y demandará una inversión de $ 161′964.713 más el IVA, que será financiada con un crédito del Banco Mundial.

Según el cabildo, en paralelo, la planta Las Esclusas, que se construye en la vía Perimetral, estará culminada en enero próximo y también favorecerá a igual número de habitantes con el tratamiento de aguas servidas.

Emapag señaló que la planta Los Merinos tendrá un tratamiento primario avanzado químicamente de aguas residuales y lodos, con una capacidad de 4,0 m³/s. Una vez culminado este proyecto se espera la eliminación de los olores fétidos que suelen generar quejas de vecinos de la zona e incluso del vecino cantón Samborondón.

Detalle

En diciembre pasado, en el Salón de la Ciudad, se recibieron las ofertas de tres empresas: Acción Agua S. A., Consorcio Los Merinos y Consorcio Merinosquil. (I)