Adela, de 45 años, salió a una fiesta al aire libre en la noche y tomó varias bebidas heladas y al día siguiente amaneció con malestar en la garganta. Estuvo un día “tumbada” con fiebre y escalofríos, ese día ni cocinó.

A esto se sumó dolor de oídos, de ojos y tos. Así estuvo dos días y se recuperó. Luego su hija de 28 años tuvo dolor de garganta y de cabeza y al llegar a su trabajo sus cinco compañeros también estaban con síntomas respiratorios, pero de ellos solo uno había acudido al médico y había descartado el COVID-19, el resto esperaba que se le pasara con los días.

En las últimas semanas, debido al cambio de estación del año se reportan más casos de pacientes con molestias respiratorias. Muchos, según médicos, ya ni se acuerdan del COVID-19, ya no lo relacionan. Solo expresan que es por “cambio de clima” o porque “les cogió el aire” y pocos llegan hasta una consulta médica, es más, un porcentaje menor acude a realizarse las pruebas de detección del SARS-CoV-2 que provoca el COVID-19.

Males gripales reaparecen en primeras semanas de clases; en planteles se reportan casos de niños afectados

El médico intensivista Andrés Ojeda, vocero del hospital Bicentenario, explicó que solo en la primera quincena de mayo se ha atendido a 1.300 pacientes.

Publicidad

Ojeda precisó que de ese total de atención con complicaciones respiratorias leves, el 30 % es compatible a influenza y el 70 % corresponde a otros tipos de virus propios de la estación.

Pero ¿cuáles son esos virus que también causan estas molestias, aparte del que produce COVID-19? Médicos locales explicaron que los más frecuentes son la influenza A y la subvariante H3N2, adenovirus, virus sincitial respiratorio, y entre los menos frecuentes están el rinovirus, enterovirus y metaneumovirus.

El neumólogo Iván Chérrez explicó que es necesario que los pacientes aprendan a detectar si son infecciones respiratorias altas con los síntomas gripales: estornudos, congestión nasal, picazón en la nariz, moco transparente, que se acompañan de malestar general, debilidad muscular, se quejan mucho de que están “apaleados”, dolor de garganta con mucha molestia como si “tuvieran una lija en la garganta”.

En el hospital Bicentenario de Guayaquil se atendió a 1.300 pacientes con complicaciones respiratorias, la mayoría con el virus de la influenza. Foto: Carlos Barros - El Universo. Foto: El Universo

En tanto que en las infecciones respiratorias bajas ya el paciente tiene tos fuerte y molestosa, expectoración, también mocos, decaimiento y esas infecciones respiratorias se pueden complicar hasta llegar a una infección bacteriana con moco verde o amarillento.

Publicidad

“Esto se puede complicar con una sinusitis o bronquitis, recién ahí podemos aplicar antibióticos, al inicio no porque solo es infección viral, solo con paliativos a los síntomas”, explicó el especialista.

Médicos agregaron que por eso es importante no automedicarse, porque se puede hacer resistente a la medicación. Ellos explicaron que lo mejor es acudir al médico o hacer teleconsulta, evitar usar lo que le funcionó al hermano, al primo, vecino, compadre, etc., ya que en todos los organismos no funciona igual.

Ojeda, del hospital Bicentenario, explicó que se debe continuar con el uso correcto de la mascarilla, si no la tiene y desea estornudar o toser, utilizar espacios abiertos sin personas y taparse con el brazo, lavarse muy bien las manos, alimentarse bien y si es posible el consumo de vitaminas complementarias que el médico le haya sugerido.

Él añadió que es necesario que los ciudadanos conozcan que estos virus son muy transmisibles y que si se sienten enfermos, con malestar, es mejor evitar reunirse con más personas.

Publicidad

“Se aconseja que no se envíe a los niños a clases así enfermos, lo que hacen es ir a contagiar a los compañeros; se pide la responsabilidad para evitar más enfermos. Lo mismo en los trabajos, hacerse la revisión médica, no podemos poner en riesgo de contagio a más personas”, explicó el doctor.

En el centro de salud Bastión Popular se realiza la vacunación contra la influenza. Foto: Carlos Barros - El Universo. Foto: El Universo

Marcos Calderón, responsable de estrategias de inmunización del distrito 8 de la Coordinación Zonal 8, explicó que han atendido a ciudadanos con síntomas de complicaciones respiratorias, como dolor de garganta, malestar, dolores de cabeza, fiebre.

Él comentó que se los está atendiendo y medicando y al resto de la ciudadanía sugiriéndole que se coloque la vacuna para la prevención de la influenza y que está disponible en la mayoría de los centros de salud del MSP.

Calderón comentó que se está aplicando la vacuna estacional contra la influenza desde los 6 meses en adelante, para que las personas puedan estar protegidas y no tener síntomas complicados con este virus. Además está aplicando las vacunas complementarias de refuerzos del COVID-19.

La mañana del pasado lunes, decenas de ciudadanos acudieron al centro de salud tipo C Bastión Popular para aplicarse la inmunización de la influenza, ya que los alertan los contagios de males respiratorios por el cambio de clima. Madres y abuelas llevaron a sus niños desde los 6 meses en adelante, también niños en edad escolar para que los inmunicen y no tengan complicaciones ahora en el regreso a clases. (I)