Las presentadoras de los principales canales de televisión afganos salieron al aire el domingo cubriendo sus rostros, cumpliendo una orden de los talibanes un día después de haberla desafiado.

¡Al aire y con el rostro descubierto! Presentadoras de TV en Afganistán desafían orden talibán

Desde su regreso al poder el año pasado, los talibanes han impuesto una serie de restricciones a la sociedad civil, muchas de ellas destinadas a limitar los derechos de las mujeres.

Una presentadora de TOLOnews, Thamina Usmani, observa tras una emisión en directo en el canal de televisión Tolo en Kabul el 22 de mayo de 2022. (Photo by Wakil KOHSAR / AFP) Foto: AFP

A principios de mes, el jefe supremo de los talibanes emitió una orden según la cual las mujeres debían cubrirse completamente en público, incluido el rostro, idealmente con el burka tradicional.

Anteriormente, solo una pañuelo que cubriera el cabello era suficiente.

Publicidad

El temido ministerio afgano de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio había ordenado a las presentadoras de televisión que lo hicieran antes del sábado.

Pero las mujeres periodistas decidieron no acatar esa orden el sábado, y salieron al aire, en directo, sin disimular sus rostros.

Una presentadora de TOLOnews, Thamina Usmani, utiliza un teléfono móvil en la sala de prensa del canal de televisión Tolo en Kabul el 22 de mayo de 2022. (Photo by Wakil KOHSAR / AFP) Foto: AFP

Pero el domingo, las mujeres llevaban el velo integral, dejando ver sólo sus ojos y su frente a la hora de presentar las noticias en los canales TOLOnews, Ariana Television, Shamshad TV y 1TV.

“Hemos resistido y estamos en contra del uso” del velo integral, dijo a la AFP Sonia Niazi, presentadora de TOLOnews.

Publicidad

“Pero TOLOnews ha tenido presiones, (los talibanes) dijeron que cualquier presentadora que apareciera en la pantalla sin cubrirse el rostro debería de asignársele otro trabajo”, afirmó.

“Seguiremos con nuestra lucha”

Una presentadora de TOLOnews, Thamina Usmani, habla durante una emisión en directo en el canal de televisión Tolo en Kabul el 22 de mayo de 2022. (Photo by Wakil KOHSAR / AFP) Foto: AFP

“Seguiremos con nuestra lucha utilizando nuestra voz. Seré la voz de las otras mujeres afganas”, prometió después de presentar el boletín informativo. “Vendremos a trabajar hasta que el emirato islámico nos retire del espacio público o nos obligue a quedarnos en casa”.

“Seguiremos con nuestra lucha hasta nuestro último aliento”, sostuvo por su parte Lima Spesaly, presentadora de 1TV, unos minutos antes de salir al aire con la cara tapada.

El director de TOLOnews, Khpolwak Sapai, afirmó que el canal había sido “obligado” a aplicar la orden para su personal.

Publicidad

“Nos han dicho: ustedes están obligados a hacerlo. Deben hacerlo. No hay otra solución”, declaró Sapai a la AFP.

“Ayer me llamaron por teléfono y me dijeron en términos estrictos que lo hiciera. Por lo tanto, no lo hacemos por elección, sino obligados”, lamentó.

Durante el día, los hombres que trabajan en los locales de TOLOnews en Kabul, periodistas y otros empleados, se pusieron mascarilla para taparse la cara, en solidaridad con las presentadoras. Las otras empleadas siguieron trabajando sin taparse la cara.

Por la noche, los presentadores de TOLOnews y de 1TV salieron al aire con mascarillas negras para protestar contra la orden de los talibanes.

Publicidad

Mohamad Sadeq Akif Mohajir, portavoz del Ministerio de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio, declaró que las autoridades no tenían la intención de obligar a las presentadoras a dejar su empleo.

“Estamos contentos de que los canales hayan ejercido correctamente su responsabilidad”, comentó a AFP.

Restricciones a las libertades

Una presentadora de Tolo News, Thamina Usmani, se cubre la cara en una emisión en directo en el canal de televisión Tolo en Kabul el 22 de mayo de 2022. (Photo by Wakil KOHSAR / AFP) Foto: AFP

Los talibanes han ordenado que las mujeres que trabajan en el gobierno sean despedidas si no cumplen con el nuevo código de vestimenta.

Los empleados también corren el riesgo de ser suspendidos si sus esposas o hijas no lo hacen.

Tras haber vuelto al poder a mediados de agosto, los talibanes prometieron implantar un régimen más tolerante y flexible que durante su primer régimen, entre 1996 y 2001.

Pero en los últimos meses han reanudado la represión de la oposición y la erosión de las libertades, especialmente de las mujeres en la educación, el trabajo y la vida cotidiana.

Comenzaron exigiendo a las mujeres que llevaran al menos un hiyab, un pañuelo que cubre la cabeza pero deja la cara visible. Luego, a principios de mayo, impusieron el uso del velo integral en público, preferentemente el burka, que ya era obligatorio en su primer gobierno.

En las dos décadas transcurridas tras el derrocamiento de los talibanes en 2001, muchas mujeres del campo conservador siguieron llevando el burka. Pero la mayoría de las afganas, incluidas las presentadoras de televisión, optaron por el pañuelo.

Los canales de televisión dejaron de trasmitir ya series y telenovelas protagonizadas por mujeres, por orden de los talibanes. (I)