Tres años se alejó de la pantalla chica. En ese tiempo se dedicó a su familia y a trabajar en sus proyectos personales como la apertura de un centro de entrenamiento. Sin embargo, la televisión es un campo que no ha dejado que Karin Barreiro se vaya de forma permanente. Con propuestas de canales para retornar a diversas producciones, la guayaquileña se decidió por Mega Pekes, el nuevo reality infantil de canto y baile que se transmite cada domingo en TC Televisión.

Esta es la primera ocasión que trabajará junto con Carlos Luis Andrade, anfitrión del programa, con quien se suma en la presentación de la producción que dirige Jean Paul Prellwitz.

“Esta propuesta llegó por Jean Paul, que fue mi productor también en BLN (Canal Uno). Recibí su llamada, me contó sobre la idea de que pueda volver al programa. La verdad este año he recibido algunas propuestas para volver a la televisión, pero ninguna la he podido aceptar porque chocaban mucho con mis horarios de clases en mi centro de entrenamiento, en Kahan Training, pero este me quedaba perfecto porque era domingo. Y cuando recibí la llamada, brincaba de alegría”, cuenta sobre su convocatoria hace una semana.

Barreiro, de 30 años, asegura además que la mayoría de propuestas recibidas fueron justamente de TC Televisión. “Me hubiera encantado ser parte de estos nuevos proyectos y lamento realmente no haber podido porque se me hacía imposible porque doy clases en mi centro de entrenamiento y creo que no voy a hacerlo todavía, de ahí todas las propuestas me encantaban”, añade.

Publicidad

Mega Pekes es su retorno a TC Televisión. Anteriormente estuvo involucrada en Calle 7, De casa en casa, Soy el mejor, Apuesto por ti y Max y los Whatevers.

Ha significado mucho volver, nunca había estado en un proyecto donde trabaje directamente con niños, donde desarrollen sus dotes artísticas, me encanta la idea de volver a la televisión y poder hacer algo nuevo, seguramente me enseñarán muchas cosas nuevas. Yo estaba acostumbrada a que salga de un programa y me llamen para estar en otro y esta es una sensación totalmente nueva, uno en vivo, ya avanzado, estaba supernerviosa, pero algo que siempre hago, antes de entrar a un programa, le pido a Dios que ponga las palabras correctas en mi boca”, admite.

Conocedora también de la agresividad de contenido en los espacios de farándula en televisión y plataformas digitales, asevera que no le preocupa regresar a la pantalla.

“Yo creo que se deben preocupar las personas que dan de qué hablar, cuando uno tiene una vida tranquila, imagínate tres años fuera de la televisión y la verdad que yo me he mantenido alejada de cualquier situación incluso cuando estaba en la televisión, siempre he tratado de evitar cualquier situación, no me preocupa en lo absoluto, considero que trabajo con mucho respeto para recibir ese mismo respeto. Ya tengo tiempo y entiendo que no a todos les gusta lo que haces, que todos pueden tener diferentes opiniones sobre ti y tu trabajo, yo me quedo y me lleno de satisfacción con la gente que le gusta lo que hago y le gusta mi estilo”, recalca.

Crecimiento personal

“He podido hacer un montón de cosas desde que no estoy en televisión porque he tenido más tiempo, piensa en lo importante que es que tú seas tu propio jefe, que te puedas mover a tu propio ritmo, manejar tus propios tiempos, y es lo que me ha pasado todo este tiempo, pude tener mi centro de entrenamiento, hacer la primera carrera 5k en Yaguachi, pude organizar ese evento”, relata Barreiro sobre las actividades fuera de pantalla en las que se ha enfocado.

En diciembre, explica, tiene previsto realizar una segunda edición de esta competencia deportiva en Yaguachi, con la posibilidad de artistas invitados.

Karim se mudó hace nueve años a Yaguachi, ciudad originaria de su esposo Johan, con quien procreó a su hija Kate. “No sabes yo amo esta vida, va a ser muy difícil que me saquen de aquí, ya hay mucha gente en Guayaquil para regresar a vivir allá”, dice. (E)