Su rostro es nuevo en la pantalla chica, sin embargo, su voz es la compañía habitual para los seguidores de la programación de radio Galaxia #LaMejor (88.5 FM en Guayas). La guayaquileña Allison Carrillo es la actual dupla de José Luis Arévalo en el espacio informativo El despertar de la noticia, de RTS, una oportunidad que ha llegado a ella luego de aproximadamente una década de trabajo en el ámbito radial, en el que su público la conoce como La potra.

“Este 9 de enero, si Dios me permite vivir, cumplo diez años de estar en Galaxia. Empecé de 12:00 a 18:00, los horarios eran hace mucho tiempo corridos, pero en los últimos cinco años me he mantenido en el horario estelar, en el triple A, de 09:00 a 12:00; y antes de esta bonita oportunidad, de este bonito sueño que ahora estoy viviendo, estaba desde las 20:00 hasta las 23:00, o sea, al cierre. Pero dadas las circunstancias de que ahora estoy en otro formato, que es la televisión, mis jefes me han respaldado y me dieron la apertura. Ahora estoy en los horarios de 09:00 a 12:00 y de 15:00 a 18:00, en los dos estelares”, menciona Carrillo, quien integra el programa El reventón mañanero.

Su carisma, personalidad y fortaleza son cualidades que, asegura, se formaron gracias a su abuela Apolonia Monserrate de Carrillo (88 años), fundadora del barrio Cristo del Consuelo, en el sur de Guayaquil, una mujer que la involucró en las actividades que organizaba a beneficio del sector y que lograron además que desde temprana edad se mostrara extrovertida y desenvuelta.

“Con respecto a la comunicación, creo que nací con esto. Mi abuela, a quien amo tanto y le debo tanto, ella fue fundadora del sector donde nosotros vivimos, en el Cristo del Consuelo; yo viví muchos años de mi vida allá con mis padres y mis abuelitos paternos; mi abuela tuvo guardería, hacía reinados, imagínate, uno como nieta andaba atrás. Yo me crie siempre entre cocina industrial, porque tenía una guardería, y siempre había mucha gente en la casa, se hacían actividades, tuvo taller de costura, fue una mujer que generó fuentes de empleo para madres del sector. Lo que recuerdo y las fotos que mis tías ahora han desempolvado: en escenarios, con micrófono en mano, en clausuras, en la banda de guerra, no había evento en la escuela donde estudiaba que ella no me apoyara; fui madrina y no hubo matinés donde no me ganara los premios”, menciona emocionada la comunicadora.

Publicidad

José Luis Arévalo y Allison Carrillo son los presentadores de "El despertar de la noticia", en RTS. El pasado 15 de septiembre ella se sumó de forma oficial al canal y a la producción en la que anteriormente laboró Mayra Montaño ‘La Bombón’. Foto Ronald Cedeño Foto: El Universo

Exigente con ella misma, afirma que era de las estudiantes que jamás faltaban a clases o se fugaban. Realizó sus prácticas universitarias con Eduardo Holmes, Kenneth Carrera, Julio César Ramón en radio Morena; este último fue quien la bautizó como La potra. “Una cosa me fue llevando a la otra, por eso también me considero la chica de los castings, porque estar en radio fue una oportunidad que se dio por el aviso que me dio una amiga; también hacía activaciones de marca”, sostiene Carrillo, próxima a cumplir 33 años.

Hablar de su familia la enorgullece y también la quiebra. Su elocuente y firme voz tiembla mientras afirma que son ellos su pilar fundamental. “Mis abuelitos son lo máximo. Mi papá falleció hace 17 años, entonces, ellos asumieron la responsabilidad; nunca nos faltó el techo, el pan, gracias a Dios, siempre lo tuvimos todo. Mi mamá y mi hermana viven en Londres hace algunos años. Tocarlos a ellos es algo que me toca la fibra más sensible de los sentimientos. Ellos me han enseñado a ganarme todo a base de trabajo, a que puedes vivir en un barrio pero puedes salir adelante con esfuerzo”, asevera. Colabora siempre con las actividades de la barriada, es la encargada de animar fiestas o conseguir artistas para las celebraciones del lugar. “Siempre lo he hecho de corazón, porque uno nunca olvida de dónde es ni las raíces”, dice.

Pantalla chica

A través de un casting, luego de monitorear varias emisoras locales, la productora de noticias de RTS la convocó para asistir al canal. “Nunca contesto números desconocidos, pero ese día lo hice. Cuando me llamaron llegué a pensar que necesitaban una locutora en off para las noticias. Yo en un momento luché, toqué muchas puertas (televisivas) en millón (de) medios, y nada que ver. Había guardado incluso esto como uno de los sueños que no había conseguido, pero la televisión siempre fue un anhelo para mí”, comenta Carrillo, quien también labora como voz comercial para distintas marcas.

A RTS entró de forma oficial el pasado 15 de septiembre. Aparece en la producción junto con Arévalo en el horario de las 05:45 a las 07:00. “Por ahora estoy en este espacio. Tengo entendido que hay proyectos a futuro, y están esperando primero a que me adapte y luego me informarán de qué seré parte más adelante”, refiere la hincha del BSC.

“El cambio drástico es el de cuidarme mucho más, porque estoy más expuesta; si antes estaba pendiente, ahora lo hago mucho más. Es parte de, hay que asumirlo, hay que aprender a desenvolverse, es mi inicio en la televisión”, dice Allison Carrillo.

Carrillo tiene aspiraciones dentro de la televisión, admira a la periodista y colega Luisa Delgadillo y prefiere no afanarse por ahora. “Trato de estar más conectada, más informada, nunca he estado desvinculada, pero por ahora estoy aquí, es un gran momento que estoy aprovechando al máximo (...). Después de la pandemia, me ha enseñado a valorar mucho más lo que tengo alrededor. Pese al dolor y ver el sufrimiento de otras personas, ha habido una luz en el camino para mí”, añade.

Su familia

Madre desde los 24 años, tiene dos niñas: Macarena (8) y Cataleya (4). Ellas son el fruto de su matrimonio con el exfutbolista profesional Macario Tenorio Castillo. “Yo tenía el instinto de ser madre. Tengo dos mulatas hermosas. Con mi esposo tengo trece años. Cuando era soltera era farrera, lo conocí a él en una salsoteca”, asevera Carrillo, quien se define además como una mujer hogareña que disfruta los viajes en familia. (E)