Una historia que trasladará al público al París de los años 40 y será escenificada en los interiores del espacio cultural Paradero Arte Café. El actor y director Víctor Acebedo se mete en la piel de María Palumbo para contar sus altibajos en el monólogo Molino Azul.

La pieza dramática cuenta la historia de una mujer que siendo adolescente le venden la idea de que casándose con un hombre mayor puede realizarse. Es entonces cuando se une en matrimonio con Antonio Alfonso Sempértegui, un empresario potentado que solo la sumerge en una ola de violencia a María Palumbo.

Es así como este personaje decide romper ese círculo tóxico y viaja a Francia con la aspiración de ser bailarina del Molino Rojo, pero no todo sale como ella lo soñaba, el destino la lleva a trabajar como prostituta en el Molino Azul, “un cabaré de mala muerte ubicado en un barrio maleante, situado a las afueras de París”.

“Es una obra que de alguna manera expone con mucho humor... esta situación de acoso que pasan las mujeres, sin importar el tiempo, la edad”, dice Acebedo.

Publicidad

Habla además de cómo la mujer tenía que estar a la expensa de un hombre que asegurara su futuro económico. “La mujer era validada en los 40 por el tipo de hombre que conseguía”, añade.

Se trata de una adaptación de Feroz, obra escrita por los argentinos Ariel Sampaolesi y Andrea Hernández, que además fue montada en el Teatro Sánchez Aguilar en el 2012. “Esta historia ocurrió de verdad, y ellos lo sacan de una revista de novedades que publican el caso policial porque el viejo Alfonso aparece muerto luego de un tiempo (...) pasó a tres cuadras de la casa de mi abuela”, cuenta el actor de procedencia argentina.

Estando en París, Palumba le pide dinero a don Alfonso. ¿Qué hace ella con el dinero?, es la incógnita que descifrará el público al ver la obra. “La gente que la ve siempre dice que es un carrusel de emociones, porque en esa obra la gente ríe, llora, transita la angustia, se compadece, terminan odiando al personaje, después lo aman”, afirma.

La obra se presenta bajo un formato de Café Concert en un ambiente donde el público también será parte de la puesta en escena con una interpretación muy valorada por el actor. “Este personaje es casi un emblema para mí, porque es un personaje que amo profundamente“, expresa Acebedo.

Considera a la obra como una especie de tributo. ”Es como un homenaje a esa cantidad de años que las mujeres son consideradas prostitutas en cualquier ámbito por muy decentes que sea; pero estas mujeres tienen que transar para seguir una vida por delante porque hay hombres que le ponen condicionamientos”.

Las funciones de Molino Azul son este viernes y sábado a las 20:00 en Paradero Arte Café, situado en Urdesa central, av. Las Monjas 307. La entrada tiene un costo de $ 10. (I)