Su espíritu explorador siempre está activo cada que recorre los rincones de Guayaquil. Tyron Luna afirma que constantemente está en la búsqueda de fenómenos nuevos en los espacios exteriores de la urbe porteña para llevarlos al interior de un espacio galerístico, tal como lo hizo con Helios & Sella, su actual exposición en la galería Taller Maldonado.

Muebles abandonados en las calles, bancos que son el punto de encuentro de vecinos y otros sofás destartalados fueron inspiración para los lienzos de Luna, quien halló en estos objetos un universo cargado de historia, tradición y comunidad. “La colectividad es algo que siempre intento proponer como argumento artístico”, afirma el artista.

“Para la muestra he pintado algunos muebles abandonados. Son recolectados de lugares cercanos a mi casa y crean espacios para ser fotografiados, a mí me gusta ese contacto de soledad. También esos muebles como personajes en estos entornos. Lo expuesto a la intemperie tiene un nexo con la colectividad que puede llegar a pasar desapercibido”, dice el artista.

Tyron Luna expone Helios & Sella en la Galería de Taller Maldonado Foto: Cortesía

El nombre de la muestra cita a Helios, el dios griego, y al término sella que en la antigua Roma se lo empleaba para referirse al mobiliario. “Constantemente observo estos dos términos partícipes en conductas de asociación de grupos sociales esporádicamente en algunos puntos de Guayaquil”, señala.

Publicidad

La exposición la conforman dos bancas, cinco pinturas, una instalación lumínica con 28 tubos de neón y objetos dispersos en el espacio que se complementan con el concepto de la muestra. “Mediante la puesta en escena pictórica o su presencia física, los objetos asumen su valor agregado y se nos revelan en el paisaje urbano como formas improvisadas de pausa y vehículos de comunicación”, reflexiona Eduardo Albert Santos, curador de la muestra.

Tyron Luna expone Helios & Sella en la Galería de Taller Maldonado

Luna cuenta que algunas bancas tienen más de 40 años, otras han pasado de una zona a otra y también están esos sillones que son parte de lo que define patrimonio del barrio. “Algunos fueron poste y casa que cuando se derrumbaron utilizaron esa parte para mantener un espíritu de la casa, en otros casos es la memoria de un amigo que falleció de la asociación y sigue manteniendo esos recuerdos. Entonces uno al tocar esos objetos activa la memoria colectiva de esos barrios”, menciona.

“El mobiliario botado en la calle ocasionalmente es adoptado para un rincón barrial, en donde puede llegar a consolidarse como un referente de un espacio, identitario de esa zona”, continúa el artista, quien dice que le interesa rescatar esas cosas que pueden desaparecer en cualquier momento.

La muestra estará abierta hasta el sábado 17 en el taller situado en la calle Villavicencio 609 entre Maldonado y Gómez Rendón, sur de Guayaquil. Las visitas pueden realizarse de lunes a sábados, en los horarios de 11:00 a 18:00, con previa cita. (I)