La prensa de ese país lo describió como un regreso triunfal, electrificante y emotivo. La actriz y cantante Olivia Newton-John subió al escenario por última vez, justo antes de la pandemia de COVID-19, como parte de la lista de artistas internacionales que se juntaron para el concierto Sydney’s Fire Fight Australia, que buscaba recaudar fondos y concientizar al resto del mundo sobre los peligrosos incendios forestales en ese continente.

Entre las otros intérpretes que actuaron en el recital estuvieron Celeste Barber, 5 Seconds of Summer, Alice Cooper, Michael Bublé, Queen + Adam Lambert y Ronan Keating.

John Farnham invitó a Olivia a acompañarlo durante su presentación, ofreciendo un conmovedor dueto del tema Two Strong Hearts. Olivia apareció entonces vestida con un abrigo floral de manga ancha y jeans.

Publicidad

La cantante también fue parte de un video promocional previo al concierto en donde aparecía acompañada del Puente de Londres y el edificio de la Ópera de Sídney. “Estos sitios son dos imágenes icónicas de Australia que son reconocidas en todo el mundo. Pero la imagen que muestra nuestro país ha sido muy distinta en las últimas semanas, mientras Australia está siendo devastada por los peores incendios forestales en su historia”, relató la estrella de Grease.

Tenemos mucho por recuperar y reconstruir, y lo haremos, porque eso es lo que hacemos los australianos y tú también puedes ayudarnos a hacerlo con tus donaciones, sin importar cuánto puedas aportar”, continuó.

El último lanzamiento musical de Olivia Newton-John ocurrió en octubre del 2016 con el disco Liv On, un trabajo colaborativo con las artistas Beth Nielsen Chapman y Amy Sky, con temas, apegados al gospel, compuestos para sanar, practicar la compasión y sobrellevar una pérdida.

[