Durante cinco días, el Centro de Convenciones de la ciudad se convirtió en ese espacio donde los lectores se volvieron a reencontrar con los libros, conocieron a su autor preferido, e incluso sellaron su alegría en un abrazo con algún amigo que quizás no veían hace tiempo. En la VII Feria Internacional del Libro de Guayaquil (FIL Guayaquil) no solo las palabras se unieron, sino que se vivió un verdadera fiesta literaria que congregó a 25.645 personas en total, de las cuales el 40 % fueron jóvenes, afirmó Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Pública Municipal de Turismo de Guayaquil.

Mónica Ojeda, Fernanda Trías y Giovanna Rivero: No somos un ‘boom’; las escritoras afirmaron que no se sienten cómodas con este término

“Ha sido un éxito, nos ha sorprendido ver gente ávida de ir, de leer, de comprar libros, de vivir experiencias...”, sostuvo Gallardo.

“Se dice que los jóvenes no están interesados en la lectura o que en Guayaquil no se lee. Todo lo contrario, esta feria es el testimonio vivo de que todo esto que se dice no es verdad. Aquí los jóvenes leen y la prueba está en que han participado, no solo con los escritores jóvenes que vinieron... sino que ellos han estado en los conversatorios que se hicieron con los demás escritores, han comprado sus libros...”, continuó.

Jóvenes fueron los grandes protagonistas de la Feria Internacional del Libro de Guayaquil (FIL Guayaquil). Foto: Mishell Sánchez

Uno de esos ávidas lectores fue la portovejense Ericka Cuenca. La joven de 16 años aprovechó su visita a Guayaquil para acudir por primera vez a la FIL Guayaquil. “Me gusta mucho la idea de que hay demasiados libros en un mismo lugar, me vuelvo loca... tengo una adicción por los libros, así que tengo que pararme a pensar cuál debo llevar”, expresó la visitante que hacía pocos minutos había comprado la obra Persuasión, de Jane Austen.

Publicidad

Esta acogida por parte del público joven ha sido receptada con satisfacción por los organizadores de la feria. “Todos estamos maravillados, ha sido realmente una sorpresa tan agradable y tan esperanzadora, pensar que estamos garantizando el presente y el futuro de este país, porque si los jóvenes leen tendremos una sociedad crítica, analítica, con conocimiento, una democracia mucho más fuerte”, comentó Gallardo.

Jóvenes fueron los grandes protagonistas de la Feria Internacional del Libro de Guayaquil (FIL Guayaquil). Foto: Mishell Sánchez

Hubo quienes les faltaron brazos para poder cargar con todos libros que iban adquiriendo. La pareja de enamorados Marcio Salvador, de 26 años, y Gia Cepeda, de 21, cuentan que habían preparado previamente una variada lista de libros que finalmente encontraron en la feria. “Ya se extrañaba esta feria, fue otra vez reencontrarnos con el mundo de los libros, la escritura, la poesía (...). Los descuentos en la feria siempre son los mejores...”, afirmó Cepeda.

La saga Juegos de Trono fue homenajeada por décimo aniversario en la FIL Guayaquil. Foto: Mishell Sánchez

Miguel Muñoz, miembro del Comité de Contenido Literario, fue testigo de estands de libros casi vacíos al concluir la jornada. “La respuesta del público, de los directores, de la gente que estuvo en los estands, de las librerías, de las editoriales, ha sido muy positiva (...) De manera preliminar, hemos podido saber que todos están muy contentos, se ha vendido bastante, han superado bastante las expectativas”, indicó.

En la feria participaron editoriales como El Fakir, UArtes ediciones, la editorial de la PUCE; librerías como Vida Nueva, La Casa Morada, Mr. Books, La Madriguera, Librería Española, Mega Books y El Fondo de Cultura Económica.

Editoriales y librerías ofrecían descuentos del 50 % y 15 %. Habían libros desde $3. Foto: Mishell Sánchez

Algo también destacado por los jóvenes asistentes fue la presencia de los creadores de contenido literario digital. “Se pudo convivir con la comunidad de bookstagram y se pudo volver a la firma de autógrafos. Me gusta que la feria tome más en cuenta a los jóvenes (...) es bueno que ya nos den el espacio que merecemos los jóvenes como lectores”, expresó Amanda Nivelo, de 21 años, mientras esperaba en el estand de La Madriguera a que la autora mexicana Mariana Palova firmara su libro La nación de las bestias.

La escritora mexicana firmó sus libros en el estand de La Madriguera. Foto: Mishell Sánchez

Mercedes Cabrera, una de las personas encargadas de la creación de contenido literario para jóvenes, mencionó que se pensó en temas que atrajeran al público joven y que al mismo tiempo permitieran conocer más del trabajo de los booktubers, bookstagrammers, bloggers y clubes de lectura de diferentes ciudades del país. “Este año hubo esa motivación para que creadores de Quito, Piña, Loja, y otros lugares participaran... fue increíble finalmente conocernos en persona, luego de estar hablando solo por videollamada”, señaló.

Publicidad

Sabrina Duque: Creo que el periodismo también debe ser optimista, el periodismo también debe darte alegría, también debe contarte cosas positivas

Dijo que por primera vez fue testigo de una acogida tan numerosa en la FIL. “Yo he venido desde la primera edición, pero no había algo como lo de ayer (sábado), gente afuera haciendo cola, esperando más de 3 horas esperando a la firma de Flor M. Salvador y Lily del Pilar”, subrayó.

Y es que la visita de las escritoras juveniles provocó largas filas tanto en los exteriores del Centro de Convenciones y en las salas donde se efectuaron sus intervenciones. Tal como sucedió anoche en el encuentro de jóvenes escritores latinoamericanos, en el que participaron los escritores Lily del Pilar, Mariana Palova, Flor M. Salvador, Félix Villacís. Gastón Calderón y la librera Maoly Moreira. “Las chicas se desmayaban, las salas donde ella se presentó eran repletas y las colas para poder firmar libros igual”, aseguró Gallardo.

Félix Villacís, Maoly Moreiera, Mariana Palova, Flor M. Salvador, Lily del Pilar y Gastón Calderón fueron parte del conversatorio 'Jóvenes latinoamericanos escriben'. Foto: Jorge Guzmán

Del 8 al 12 de septiembre la FIL Guayaquil reunió a más de 50 autores nacionales y 16 autores internacionales que participaron de manera virtual y presencial. Entre los otros escritores invitados estuvieron Aminta Buenaño, Mónica Ojeda, Óscar Vela, Sabrina Duque, Marcelo Báez, el boliviano Edmundo Paz, el español Alejandro Morellón, la boliviana Giovanna Rivero y la uruguaya Fernanda Trías.

La historia de Neisi Dajomes es narrada en ‘Levanta como niña’, libro de Álvaro Alemán presentado anoche de la FIL

Además contó con la presencia de la medallista olímpica Neisi Dajomes, quien junto al escritor Álvaro Alemán presentaron el libro Levantar como una niña, que narra la historia de su vida.

“La Feria Internacional del Libro de Guayaquil se afianza como la mejor feria internacional del país, comentado por los propios autores nacionales que se han sentido maravillados de ver la feria (...). Es una muestra de que Guayaquil está avanzando, que está a la vanguardia en la reactivación económica. Es la oportunidad de reactivar el turismo”, concluyó Gallardo. (I)

Presentación del libro 'Levanta como niña' sobre la vida y logros de la medallista olímpica Neisi Dajomes, en la Feria Internacional del Libro de Guayaquil, el viernes 10 de septiembre. Salón Magistral. Autor: Álvaro Alemán.